Convierten la SACM en un altar de muertos para los grandes autores

Los herederos de destacados compositores fallecidos, convirtieron parte de las instalaciones de la Sociedad de Autores y Compositores de México en un pequeño panteón, a manera de altar por el festejo del tradicional del Día de Muertos.

En punto de las 14:00 horas, José Alfredo Jiménez Gálvez, mejor conocido como junior, destacó que se montó la ofrenda en la que aparece la simulación de las criptas, algunas letras y una pared con discos de Oro y la fotografía de los grandes compositores como Agustín Lara, Consuelo Velázquez y "El vate" López Méndez.

En entrevista con Notimex, junior destacó que se eligió a 85 de los compositores fallecidos más emblemáticos del Catálogo de Oro de la Sociedad de Autores y Compositores, para montar la tercer ofrenda del Día de Muertos:

"Claro que tenemos las más recientes y dolorosas pérdidas de Joan Sebastian, Jorge Macías e Indalecio Ramírez; pero no podía faltar la tumba y altar a -Chespirito, Roberto Gómez Bolaños, quien además de ser un buen actor, fue un gran escritor y un excelente autor e interprete"

El director del catálogo indicó que el altar destaca la obra de cada compositor.

"Tenemos 86 compositores entre tumbas, altares y nichos, entre ellos mi padre, José Alfredo Jiménez, uno de los más representativos, así como a Juventino Rosas y Tomas Méndez".

Inquirido sobre el acceso al público en general, indicó que sólo será para los miembros de esa sociedad, pero aseguró que su altar de los muertos podría ocupar recintos como el Museo de Culturas Populares o la biblioteca del Museo de Antropología e Historia.

"De hecho, el Catalogo de Oro de la SACM se unirá a los festejos del 150 Aniversario del Conservatorio Nacional y vienen más celebraciones en las que recordaremos a nuestros muertos".

Por último, José Alfredo Jiménez Gálvez destacó que el diseño del panteón se le ocurrió a varios herederos, que querían una réplica de las tumbas:

"Nos imaginamos un caminito de tumbas y un altar con discos de Oro con sus fotografías, es la más grande ofrenda que se ha hecho en la SACM".