Exfiscal venezolano reitera haber sido presionado en caso de opositor

El exfiscal venezolano Franklin Nieves reiteró hoy en Miami que fue presionado por el gobierno de Nicolás Maduro para acusar con pruebas falsas al líder opositor Leopoldo López, condenado a 13 años de cárcel.

El exfiscal dijo que López nunca hizo un llamado a la violencia "ni en los 700 tuits que fueron analizados, ni a la desobediencia de las leyes, ni instigó a ninguno de los estudiantes ni a los manifestantes a que incendiaran el ministerio público, que no fue incendiado".

Nieves hizo el recuento en entrevista con el Canal 51 de Miami, en referencia a varias de las pruebas que culminaron en la condena contra el exalcalde de Chacao y fundador de los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular.

Nieves debía defender en Venezuela el fallo dictado el 10 de septiembre ante una apelación presentada el 16 de octubre por la defensa de López, pero decidió irse con su familia a Miami, donde llegó el pasado 20 de octubre.

Tras su salida del país, el exfiscal solicitará asilo político, mientras el gobierno venezolano lo destituyó por faltar más de tres días a su empleo.

El exfuncionario dijo que "es el momento propicio" para su llegada a Estados Unidos, "porque primero esta sentencia -la de López- no está definitivamente firme".

"Yo no estoy evadiendo mi responsabilidad penal, sólo quiero que el mundo entero conozca la verdad de lo que aconteció antes, durante y después del juicio de Leopoldo López", expresó.

A la pregunta de que si creía que López era inocente, dijo que "sí, efectivamente", y sobre el por qué no denunció antes las anomalías señaló que fue "por miedo a la persecución si uno no cumple las instrucciones que le están dando sus superiores".

"Es el terror que le propician a uno con la persecución", dijo al señalar que ayer las autoridades venezolanas allanaron una de las viviendas de su esposa, y el pasado fin de semana un apartamento de él en La Pastora.

Nieves había señalado antes en un video en Youtube que el gobierno planeaba encarcelar a López durante una visita a San Cristóbal, Táchira, pero el viaje no se dio porque la línea estatal Conviasa donde iba a trasladarse no dejó ese día abordar al dirigente opositor.

Señaló que no cree que sea tarde para recapacitar ante las declaraciones de grupos de derechos humanos y exiliados venezolanos que han pedido a Estados Unidos negarle el asilo.