Fibra Uno descarta afectaciones en rentas por paridad cambiaria

Fibra Uno aseguró que la variaciones en el tipo de cambio no afectaron de forma importante los cumplimientos de pago de renta de sus clientes, y sólo en algunos casos pidieron apoyo para enfrentar el movimiento en sus tarifas debido a la paridad cambiaria.

El director general del primer fideicomiso de inversión en bienes raíces del país, Gonzalo Robina, precisó que de los ingresos totales de Fibra Uno, sólo 30 por ciento está en dólares y de esa proporción, 2.0 por ciento hizo una solicitud, y en algunos casos se ofrecieron descuentos temporales.

En conferencia de prensa, indicó que estos casos fueron analizados de forma individual, pues hubo otros donde grandes clientes con ingresos en dólares hicieron una solicitud de apoyo sin necesitarla y les fue negada, pero a otros se les dieron alternativas.

Por segmento, precisó que 65 por ciento de los ingresos en el ramo de oficinas están en dólares, en el industrial 45 por ciento y en el comercial sólo 10 por ciento, y comentó que en la Torre Mayor todos los ingresos están dolarizados y no hubo impacto significativo.

El directivo también rechazó que exista una burbuja de precios en el mercado de renta de oficinas en el corredor Reforma Centro, al que llamó la "milla dorada", y dijo que, por el contrario, en los últimos años se mantuvo una estabilidad pues se trata de un mercado maduro y sano.

En ese sentido, negó que exista una sobre-oferta de oficinas en Reforma, en la Ciudad de México, pues de existir -anotó- los precios se hubieran caído.

En la actualidad, refirió, el precio promedio de renta en ese corredor es de 30.83 dólares por metro cuadrado, mientras que hace cuatro años se colocaba unos 50 centavos de dolar por debajo.

"Hay gente que habla de que sí hay burbuja inmobiliaria, que se han encarecido los inmuebles y demás, pero los precios para los usuarios finales están bastante estables dentro de los tres principales corredores (Reforma Centro, Santa Fe y Polanco, que prácticamente nos llevan a tener 40 o 45 por ciento del mercado", acotó.

En la presentación de los avances de las torres Diana y Latino Reforma, que iniciarán operaciones en los próximos meses, Gonzalo Robina señaló que se tenían corredores donde los precios se redujeron y muestran una recuperación, pero a niveles de 2007 y 2008, por lo que "esta bastante sano el sector de oficinas".

En el caso de Torre Diana, detalló que la renta se ubica en los 28 dólares por metro cuadrado y en Torre Latino Reforma por debajo de ese precio, aunque en Torre Mayor las tarifas superan los 30 dólares.

"Algún impacto en precios de oficinas lo vamos a ver cuando realmente se tenga el impacto de la reforma energética, ahí es donde vamos a ver una demanda importante que puede llegar a hacer que suban los precios, pero tampoco nada extraordinario", puntualizo.