Advierte experta que aumentan embarazos no planeados en adolescentes

El embarazo no planeado entre adolescentes aumentó en México de 69 por cada mil mujeres en 2009 a 77 por cada mil en 2014, indicó la especialista Norma Velázquez Ramírez, miembro del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

En conferencia de prensa, comentó que los estados con mayor número de casos son Coahuila, con 113 embarazos; Nayarit, con 111 y Zacatecas con 108 por cada mil mujeres.

Por ello, llamó a los adolescentes de entre 10 y 19 años de edad a conocer y hacer uso de la NOM 047, de reciente aparición, para ejercer su derecho humano a la sexualidad con responsabilidad y sin embarazos no deseados.

Citó como ejemplo que en el Distrito Federal se ofrecen de manera gratuita todos los métodos anticonceptivos, desde aquellos con eficacia para sostener una sola relación sexual, como el condón, hasta aquellos que tienen una vida de alrededor de tres años, como el implante subdérmico.

Velázquez Ramírez destacó que la norma ha despertado una gran expectativa en la reducción de embarazos no planeados en adolescentes porque, en primer lugar, ya no es indispensable solicitar la autorización de los padres de familia para que sus hijos obtengan información sobre salud, incluida la planificación familiar.

Además, de métodos anticonceptivos, prevención del embarazo no planificado e infecciones de transmisión sexual. "De este modo, los muchachos pueden acudir por sí solos y sin que se inhiban por la presencia de algún familiar".

La Norma Oficial sensibiliza también al personal de salud a orientar a jóvenes y facilitarles el acceso a los métodos anticonceptivos de manera individualizada.

Estableció que "el objetivo principal es que las adolescentes puedan desarrollar sus proyectos de vida sin enfrentar los obstáculos que genera la condición de un embarazo no previsto"; a la vez que atiende las demandas de información que los adolescentes solicitan en cuanto a las necesidades de sus derechos sexuales.

Velázquez Ramírez expuso que el principal reto es quitar mitos y temores en la sociedad relacionados con las prácticas sexuales a edad temprana. Lo importante es que por medio de la información y difusión de estas estrategias, los jóvenes adopten una cultura de prevención dual.

Es decir, que utilicen tanto el anticonceptivo de larga duración para prevenir embarazos, como el preservativo para disminuir el riesgo de infecciones de transmisión sexual.

La experta puntualizó que 80 por ciento de los adolescentes conoce de la existencia de diversos métodos anticonceptivos; sin embargo, 44.9 por ciento del rando de 15 a 19 años no utilizaron ninguno en su primera relación sexual, ni los solicitan ni acuden a los centros de salud a recibir asesoría por temor a ser cuestionados o juzgados.

Destacó la importancia de que papás y profesores estén informados sobre los métodos, porque son las primeras personas a las que puede y debe acceder un adolescente para informarse sobre el ejercicio de su sexualidad y las responsabilidades que representan.

Además, alertó respecto al hecho de que, muy frecuentemente, los hombres se sienten ajenos a la necesidad de tener esta información, pues consideran que es la mujer la que debe protegerse. Peor aún, comentó, "hay mitos erróneos que afirman que una mujer que usa estos métodos no es fiel a su pareja".

La especialista ratificó la importancia de frenar los embarazos no planeados mediante información oportuna, orientación y la obtención por parte de los jóvenes de métodos anticonceptivos.