Retrasan por unos días declaración independentista en Cataluña

El Parlamento de Cataluña (noreste de España) retrasó hoy -y al menos por dos días- la votación de la resolución sobre inicio del proceso independentista, debido a formalismos técnicos que le obligan a ello.

En un comunicado, el Parlamento catalán precisó que la razón de ello es que el Partido Socialista de Cataluña (PSC) y Ciudadanos han presentado propuestas para que se reconsidere la iniciativa de los independentistas Juntos por el sí y la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

Los dos grupos parlamentarios presentaron la víspera una propuesta de resolución que insta al Parlamento y gobierno de Cataluña a inicia su proceso de conversión en un Estado independiente, respecto de España, en forma de república.

La propuesta fue rechazada por el PSC, Ciudadanos y el Partido Popular (PP), pero además el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que utilizará todos los instrumentos constitucionales para evitar se proceda en una declaración de independencia.

El Parlamento catalán acordó que tras las peticiones de PSC y Ciudadanos para que se reconsidere la propuesta de Juntos por el sí y la CUP, lo mejor es posponer la sesión de debate y votación de la declaración.

Además, el asunto técnico está en que el PP no ha constituido su grupo parlamentario, el que debería estar representado en una reunión de portavoces de Parlamento que defina cómo resolver primero las del PSC y Ciudadanos, y después definir una fecha de sesión para la propuesta de Juntos por el sí y la CUP.

En tanto, Rajoy reiteró este miércoles que tiene "instrumentos suficientes para que el gobierno pueda garantizar la unidad de España y la soberanía nacional".

"El gobierno va a evitar que se produzca y que se consigan las pretensiones que se recogen en el documento que ayer se entregó en la Mesa del Parlamento de Cataluña", dijo en declaraciones a la cadena de radio Ser.

Apuntó que el gobierno español responderá "con prudencia y proporcionalidad, pero también con firmeza y determinación", por lo que aseguró que "al gobierno no va a temblarle el pulso para tomar las decisiones que tenga que tomar".

El mandatario explicó que la estrategia la llevan los servicios jurídicos del Estado, y reiteró que se actuará "con tranquilidad para no equivocarse ni sobreactuar".

"Aplicar la ley es lo que dice la Constitución Española y aplicar la ley es poner en marcha la ley de reforma del Tribunal Constitucional que hemos presentado en las Cortes no hace muchas fechas", agregó.