Aplican operativo en BCS para proteger a tortuga amarilla

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que, debido a la detección de una tasa irregular de mortandad de tortuga amarilla en la zona del Golfo de Ulloa en Baja California Sur, implementó un programa emergente de vigilancia marina y terrestre en esa región.

La dependencia explicó que la especie está sujeta a protección especial en la NOM-056-Semarnat-2010 y que tiene dicha parte del territorio nacional como zona de alimentación natural.

Es además objeto de esfuerzos de conservación para garantizar su preservación y protección, en cumplimiento de la legislación ambiental en la materia en favor del quelonio.

Además la Profepa lleva a cabo reuniones de trabajo con investigadores, organizaciones civiles, así como con personal del sector en la región para acordar el protocolo de investigación de las causas de muerte de tortugas y profundizar en la estrategia operativa de inspección y vigilancia.

En lo que va del operativo se han encontrado varados cuatro ejemplares de tortugas amarillas, dos de ellas se encontraban muertas y dos vivas.

Uno de los ejemplares vivos se envió a la ciudad de La Paz para su valoración por parte de médicos veterinarios de la Universidad Autónoma de Baja Califronia Sur y después de un proceso de rescate-rehabilitación, alimentación y suministro de suplementos nutricionales se liberó al ejemplar.

La segunda especie varada se encontró sin movimientos corporales, ambos ojos presentan signos de edema, diarrea, moco sanguinolento y cambio de coloración en la región dorsal, más amarillo de lo normal.

Dicho ejemplar se trasladará a la brevedad a las instalaciones de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, donde será valorada y rehabilitada con el objeto de su liberación posterior.

Adicionalmente se verifican embarcaciones pesqueras para asegurar que no se incurra en irregularidades ambientales.

Los resultados de laboratorio de las necropsias realizadas serán enviados al Laboratorio Forense de Vida Silvestre del Servicio de Pesca y Caza de los Estados Unidos para determinar la causa de los fallecimientos y tomar acciones en la materia.

Finalmente, la Profepa indicó que mantendrá presencia permanente hasta aclarar las causas de la irregular mortandad de esta especie en la zona.