Bajó inflación anual en México a 4.09% en junio

En junio de este año, los precios al consumidor en el país disminuyeron 0.06 por ciento, en tanto que a tasa anual, la inflación bajó a 4.09 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En un comunicado, el organismo señala que el descenso mensual en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue resultado sobre todo de caídas en los precios de productos agropecuarios, entre ellos tomate verde, limón y huevo.

La baja mensual de los precios al consumidor en junio pasado es mayor a la caída de 0.02 por ciento prevista por analistas para dicho mes, y es la mayor contracción para un mes así desde junio de 2010, cuando fue de 0.03 por ciento menos.

Con este resultado, la inflación anual bajó a 4.09 por ciento desde 4.63 por ciento en mayo previo, ligó dos meses con bajas a tasa anual y está muy cerca de ubicarse debajo de 4.0 por ciento, que es el límite máximo de la meta inflacionaria para 2013.

El INEGI detalla que los productos con precios al alza en junio fueron: gasolina de bajo octanaje, vivienda propia, colectivo, aguacate, papa y otros tubérculos, pollo, servicios turísticos en paquete, cerveza, gas doméstico LP, y restaurantes y similares.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron: tomate verde, limón, huevo, chile serrano, cebolla, otros chiles frescos, servicio de telefonía móvil, calabacita, uva, y chayote.

Refiere que el índice de precios de la canasta básica de consumo presentó un aumento mensual de 0.17 por ciento en el sexto mes del año, al situar su tasa anual en 5.56 por ciento; mientras que las cifras correspondientes a junio de 2012 fueron de 0.25 y 5.81 por ciento, respectivamente.

Por su parte la inflación subyacente, que elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, aumentó 0.13 por ciento en junio, y su tasa anual se ubicó en 2.79 por ciento, menor a la de 2.88 por ciento en mayo pasado.

Dentro del grupo de mercancías y servicios subyacentes, el subíndice de precios de las mercancías avanzó 0.01 por ciento (los precios de los alimentos, bebidas y tabaco subieron 0.05 por ciento, mientras que las mercancías no alimenticias decrecieron 0.02 por ciento), y el subíndice de servicios reportó un incremento de 0.22 por ciento.

En tanto, la inflación no subyacente disminuyó 0.69 por ciento y a tasa anual se colocó en 8.39 por ciento en junio de este año, cifra menor a la de 10.56 por ciento en mayo.

Sobre los componentes del conjunto de mercancías y servicios no subyacentes, precisa que el subíndice de precios de los productos agropecuarios descendió 3.00 por ciento, como resultado de las reducciones en los precios de las frutas y verduras de 7.78 por ciento y en los productos pecuarios de 0.22 por ciento.

A su vez, el subíndice de precios de los energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno mostró un crecimiento mensual de 0.83 por ciento.

El Instituto refiere que las localidades con variaciones por arriba del promedio nacional en el sexto mes del año fueron: Ciudad Juárez, Morelia, Ciudad Acuña, Colima, Villahermosa, Monclova, Aguascalientes, Campeche, La Paz y Jiménez.

En contraste, las localidades con variaciones por debajo de la inflación nacional fueron: Iguala, Tlaxcala, Cuernavaca, Tulancingo, Acapulco, Puebla, Fresnillo, Tehuantepec, Querétaro y Guadalajara.

El INEGI también reporta que en junio pasado el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) Total, excluyendo petróleo, aumentó 0.39 por ciento respecto al mes anterior, colocando su tasa anual en 1.12 por ciento.

Esta variación mensual, indica, es consecuencia de los aumentos de 0.90 y 0.29 por ciento en los precios de las actividades secundarias y terciarias, respectivamente, y de la caída en los de las actividades primarias de 4.50 por ciento.

Subraya que el Índice Nacional de Precios Productor de Mercancías y Servicios de Uso Intermedio, excluyendo petróleo, presentó un aumento mensual de 0.27 por ciento y su tasa anual se ubicó en 2.26 por ciento.

En tanto, el INPP de Mercancías y Servicios Finales, excluyendo petróleo, mostró un avance de 0.44 por ciento, registrando una alza anual de 0.61 por ciento.