Justifica Contador estrategia en la etapa nueve del Tour

El ciclista español Alberto Contador justificó este lunes la estrategia que empleó en la novena etapa del Tour de Francia, en la que decidió no atacar al líder general, el británico Chris Froome.

Froome se quedó solo durante gran parte de la jornada del domingo, luego que a sus compañeros del equipo Sky pareció pasarles factura el esfuerzo hecho en las etapas previas, sin embargo, pese a las embestidas, sobre todo del Movistar, sacó la casta y logró retener el suéter amarillo.

"Analicé un poco la carrera y atacar era un poco sinsentido. Había muchos corredores en el grupo y quedaban 30 kilómetros a la meta desde el último puerto", explicó Contador. "Las fuerzas que no gasté me ayudarán para la crono", aseguró.

Pese a ello, el dos veces campeón de la ronda gala se alegró de ver que el equipo Sky no es imbatible. "Siempre es bueno que haya debilidad en el Sky. Quizá fue algo puntual, un mal día que nos sorprendió a más de uno. Si se da la situación, que esperemos que se dé, lo intentaremos aprovechar", indicó.

El pedalista madrileño se encuentra, luego de nueve jornadas, en la posición seis de la general, a 1:51 minutos de Froome, y al respecto comentó: "No es la situación que me gustaría tener, querría estar como mínimo en el mismo tiempo que el líder".

"Gracias a mi compañero (el checo Roman) Kreuziger aún sigo en carrera, porque tuve un día muy malo en Ax 3 Domaines. No es lo ideal, sobre todo cuando el miércoles hay una contrarreloj que le viene perfecta a Froome", añadió "El Pistolero".

En declaraciones tomadas del portal local AS, el corredor del Saxo-Tinkoff aceptó que el británico está actualmente en mejor estado de forma que él "está muy fuerte y yo no tengo una extraordinaria forma pero todavía pueden pasar muchas cosas", sentenció.