Pide Iglesia colombiana mantener invariable agenda de paz pactada

La Iglesia católica colombiana pidió hoy al gobierno del presidente Juan Manuel Santos y a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) evitar salirse de la agenda que fue pactada para discutir en La Habana, Cuba.

Al instalar la XCV Asamblea de la Conferencia Episcopal de Colombia, el cardenal Rubén Salazar dijo que el proceso de paz experimenta "altibajos" debido a que la insurgencia se ha salido de los temas acordados en la fase exploratoria.

"Los diálogos han sido difíciles porque las FARC han querido convertirlos en algo diferente a lo que han pactado; se había llegado a un acuerdo claro y desde el primer momento las FARC han estado tratando de salirse de la agenda", señaló.

El prelado aludía a la propuesta rebelde de convocar una Asamblea Constituyente y eliminar órganos como la Cámara de Representantes, lo que rechazó la delegación oficial colombiana por estar por fuera de la agenda prevista.

Las partes acordaron discutir temas como el acceso a la tierra, salidas al problema del narcotráfico, participación política de los desmovilizados, fin a 50 años de conflicto armado interno y reparación a víctimas de la guerra.

"Espero que las FARC comprendan que el país anhela la paz, que el país no está contento con la forma en la que están atrasando los diálogos y, por lo tanto, comprendan que se debe llegar al fin del conflicto lo más pronto posible", dijo.

Colombia arrastra una confrontación armada interna, en la que intervienen rebeldes, paramilitares de ultraderecha y agentes estatales, la cual ha dejado más de 100 mil muertos y cientos de miles de desplazados de las zonas rurales.