Malasia y China sufren negativos índices atmosféricos

Las escuelas primarias y secundarias de siete estados del sureste de Malasia permanecen cerradas hoy y así seguirán mañana martes, por la fuerte contaminación que afecta a esa región del país asiático.

En tanto, en China, las ciudades más pobladas vivieron un fin de semana bajo duras condiciones de contaminación, que han hecho que se mantenga la alerta en previsión de que la situación empeore.

El ministerio malasio de Educación ordenó el cierre de los planteles en los estados de Malacca, Negri Sembilan, Putrajaya, Selangor, Kuala Lumpur, Tawau, Samarahan y Kuching, informó la edición electrónica de The Malaysia Insider.

La orden de las autoridades educativas tiene vigencia para este lunes y martes, pues el Indice de Contaminación del Aire se mantiene en un nivel insatisfactorio.

De acuerdo al reporte, un millón 909 mil 842 estudiantes de tres mil 29 escuelas han resultado afectados, una situación que ha dañado también al turismo.

El sitio noticioso Asiaone informó que los viajes turísticos en helicóptero, que debían realizarse este domingo para sobrevolar Kuala Lumpur, fueron cancelados por las autoridades aeronáuticas debido a las condiciones de contaminación.

En Malasia la contaminación es atribuida a los incendios forestales de origen agrícola en las provincias indonesias de Kalimantan Central y Sur Sumatra.

Este año los incendios debieron haber cesado con la llegada de las lluvias en octubre, pero el retraso originado por el fenómeno de El Niño ha creado esta situación que debido a los vientos llega a Singapur y Malasia.

En China, en tanto, 40 ciudades fueron afectadas por la contaminación este fin de semana, incluida la capital Beijing, informó el ministerio chino de Protección Ambiental.

Las adversas condiciones meteorológicas afectaron cuatro decenas de ciudades de la región Beijing-Tianjin-Hebei en un nivel inusual, informó a The Global Times Wang Gengchen, investigador del Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias.

Explicó que el aire frío proveniente de Siberia ha hecho lenta la dispersión del aire y obstaculizado la dispersión de los contaminantes.

Las quemas de origen agrícola también han puesto su parte en este proceso, sobre todo las que se efectúan en el norte del país tras la temporada de cosechas, dijo a su vez un miembro del centro Meteorológico de Beijing al rotativo.