Aumenta demanda de sangre en Yucatán por diversificación de cirugías

La demanda de sangre creció de 12 mil unidades en 2007 a unas 15 mil en 2012, debido a la realización de cirugías cada vez más complejas y la atención de más personas con cáncer en la entidad.

En el marco del anuncio de la Jornada Internacional de Donación de Sangre auspiciada por la agrupación Embajada de Activistas por la Paz y prevista para el próximo 27, la directora del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, Zaida Zavala Cervantes, detalló que el 8 por ciento de la donación local es altruista.

Expuso que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que por lo menos la donación altruista debería cubrir 50 por ciento de las necesidades locales, por lo que debe continuar la promoción de esa práctica, en especial entre las nuevas generaciones.

Rechazó que exista en el estado déficit de unidades de sangre y aclaró que el avance de la ciencia lleva a que se realicen cirugías más complejas en las que se utiliza una vasta cantidad de sangre, y a ello se suman mujeres cuyos partos se complican y se someten a cirugías.

"Hablamos de que en el área de cirugías y traumatismo se emplea cerca de 50 por ciento de la sangre que se obtiene y 30 por ciento corresponde a oncología", dijo.

Añadió que el requerimiento será mayor cuando empiecen a realizar procedimientos como tratamientos con células madres o progenitoras, al utilizarse mucha sangre.

Por ello, planteó la necesidad de impulsar la cultura de la donación, como se realiza ahora entre estudiantes de preparatoria y universitarios, de quienes se obtiene cerca de 80 por ciento de las donaciones altruistas y que nos permiten obtener varios hemoderivados.

Zavala Cervantes refirió que Yucatán ocupa una posición oscilante entre el octavo y décimo sitio nacional por la captación de sangre, superado sólo por estados del norte del país, donde los requerimientos en la atención del pacientes es mayor.

Para Yucatán, la sangre que se obtiene de un donador altruista es más segura que la de una persona que debe devolver la sangre trasfundida a un pariente hospitalizado o el que lo hace por obligación.

Para lograrlo es indispensable ayudar a la población a "vencer el miedo a la aguja, a romper mitos como si donas vas a engordar, vas a contraer una infección y más preocupantes aún, como por qué donar para una persona que no es mi familia".

El coordinador de la Embajada de Activistas por la Paz, Isaac Álvarez Rivera, indicó que esa jornada internacional de donación se efectuará en 30 entidades y la meta es captar por lo menos unas 100 unidades de sangre por cada centro de transfusión estatal, aunque confió en que esta meta se superará.

Lamentó la falta de cultura de la donación en los 16 países donde se realizará la jornada, y recordó que si por lo menos el tres por ciento de cada población local donara, habría suficiente sangre para atender un año las demandas de sangre y sus hemoderivados.

En México, continuó, "los registros indican que el porcentaje no llega ni al uno por ciento y las donaciones son sólo en apoyo a un familiar y no por decisión propia".