Un éxito, primera edición del Rock Urbano Festival

El primer Rock Urbano Festival 2015 logró su objetivo al surgir como una opción de esparcimiento y recreación de más de cuatro mil espectadores que se dieron cita en el Jardín de la Arena Ciudad de México, para escuchar a sus ídolos.

Después de asumir la responsabilidad de abrir el encuentro musical, bandas como Isis, Sur 16, Sam Sam, Armando Palomas y Real de Catorce, el plato fuerte del festival inició con la presencia del ícono rockero, Rod Levario quien con su estilo más cargado al estilo clásico del rock and roll se apropió de la ovación de la gente.

Los visos de lluvia no preocuparon a ningún visitante y por el contrario, como danza para invocar al dios de la lluvia, los amantes del género bailaron y cantaron sin cesar, para luego cederle la estafeta a la agrupación capitalina de La Castañeda.

Los músicos de esta banda regalaron temas como "Secta", "Freno", "Veneno", "Tumba", "Cautivo", "Tloque", "Misteriosa", "Noches" y "Cenit", mismas que elevaron la temperatura de los asistentes, venciendo el intenso frío que se colaba por entre las murallas del estacionamiento del recinto.

Nadie puso en tela de juicio la calidad musical de La Castañeda, que con su experiencia de 25 años ha logrado convertirse ya en un ícono del rock urbano y que además sorprendió a sus seguidores al invitar al escenario al saxofonista de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio.

La diferencia de convertirse en un referente cultural de la música urbana como La Castañeda se vio cuando subió al escenario la banda Three Souls in My Mind, que si bien obtuvo respuesta del público, no logró la ovación de su antecesor, a pesar de rolas como "Chavo de onda", "Perro negro", "Cantinero" y "Cuando estoy con mis cuates".

Así como: "Tacos", "Arañando los...", "Así ando caminando", "Palma 5", "A.D.O.", "Viejas del D.F." y "Santa Martha", mismas que involuntariamente trajeron a la memoria colectiva la figura de Alex Lora.

El escenario albergó además a dos elementos originales de aquella alineación, Charlie Hauptvogel en la batería, y Roberto "El Oso" Milchorena, al bajo.

Por si fuera poco, Three Souls in my Mind invitó al escenario al saxofonista Arturo Labastida, quien tocó con El Tri de Alex Lora, y se ganó una gran ovación al ejecutar su instrumento, además de llevar a los oídos de la audiencia diversos temas considerados ya himnos del rock mexicano.

La celebración del rock continuó con Charlie Monttana, otro longevo exponente que recientemente celebró 30 años de carrera en el Lunario del Auditorio Nacional, quien llevó a toda su banda y algunos invitados.

Monttana presentó varios temas de su nueva producción discográfica, como "Chaparrita", que para sorpresa del mismo artista la gente ya se la sabía, por lo que la corearon de principio a fin y ligarse con temas como; "Vaquero rocanrolero".

También sonaron los acordes de "Hotel", "Volver a verte", "Mambrú", "Hipócrita", "Di que el amor apesta", "Mi terrible soledad", "Tocando el cielo", "Pinche vatito" y "Pinches mariguanos".

Otros ídolos urbanos que se adueñaron del escenario fueron los elementos del emblemático Tex Tex, quienes hicieron valer su experiencia al dar una cátedra de rock and roll y una probadita de lo que será su próximo festejo de 30 años en la escena del rock urbano.

Así, Lalo Tex hizo gala de su timbre de voz y que da cuerpo a la banda al interpretar un clásico de su repertorio como "Toque mágico", para luego seguir con "Dulce soledad", "Adolorido", "Me dijiste", "Bailable", "Feo, fuerte y formal", "Estaba loco", "Ahora que no vives conmigo" y el clásico "Booguie de la frontera".

La noche madura dio la bienvenida a la banda de rock Interpuesto, que también abrió el baúl de los recuerdos con el legendario tema "Historia de un minuto", para luego interpretar "Sigue doliendo tu amor", "Hasta el amanecer", "Diabólica", "Volveré", "Una rola de amor", "Quién te cantará" y cerrar su actuación con "Un minuto de amor".

El Rock Urbano Festival 2015 contó también con la presencia de la Banda Bostik, que abrió con su emblemático tema "Abran esa puerta" y "Falsa sociedad", entre otras, no sin dejar de entablar un diálogo con los asistentes que todo celebraban de los músicos.

Los encargados de cerrar el concierto fueron Liran´Roll y "El Rebelde del Acordeón", Celso Piña, quienes hicieron bailar hasta al cansancio a las hordas de rockanroleros, que por más de ocho horas disfrutaron de lo más representativo de ese género musical.