Jay Griffiths dedica "Amor de una luna errante" al cambio climático

La escritora británica Jay Griffiths (Manchester, 1964) aseguró esta tarde que su reciente libro "Amor de una luna errante", "es una mezcla extraña escrita desde mi punto de vista, desde el punto de vista de la luna y desde el punto de vista de la imaginación de Frida Kahlo".

En entrevista con Notimex en el marco de la presentación de esa obra en la Feria Internacional del Libro en el Zócalo (FILZ), Jay mencionó que fue una oración de amor lo que la motivó a escribir el libro. "Quería escribir un hechizo. Estaba en un lugar donde había tenido muchas pérdidas y sentía mucha pena y dolor".

Abundó que para ella este libro fue escrito para crear una forma de felicidad, "una pieza de arte más fuerte que el dolor y la pena que yo sentía. Está dedicado a todos los activistas del cambio climático, porque parte del libro está basado en la naturaleza y sus cambios".

Está basado, reiteró, en el sentido de que todos nosotros somos seres humanos que estamos dañando al mundo y el mundo a nosotros. Además, está dedicado a la repetición, porque ha sido un movimiento muy cercano a mi corazón. "Es algo que tiene orgullo cultural y un análisis político; su realismo es muy importante".

A lo largo de las 144 páginas que conforman el libro publicado en mayo de 2013, la autora ofrece "Una visión rica y extraordinaria. Sin restricciones, como si hubiera decidido volcar todo lo que sabe y siente en este apasiónate poema de admiración y amor dedicado a la pintora Frida Kahlo", según el escritor Philip Pullman.

Para la autora, asomarse a la vida de Frida Kahlo es asomarse a su mundo, a sus tormentos, a su cuerpo fragmentado y a su pasión ferviente por Diego Rivera. Este libro es a la vez una carta de amor y un diario lleno de confesiones, de anécdotas y de secretos que hicieron de esta artista un ícono mundial.

"El perfil del lector para este libro es aquel que se sienta con curiosidad sobre dónde están las ideas en la poesía. La versión del arte y la poesía no la encuentran necesariamente los poetas, sino las personas que aprecian lo mágico. Es un libro femenino, del sentido de Frida sin hijos que gozarán las mujeres".