Estado Islámico detrás de ataque contra chiitas en Arabia Saudita

Un grupo vinculado al yihadista Estado Islámico (EI) se responsabilizó hoy por el ataque perpetrado en una sala de congregación chiita en el oriente de Arabia Saudita, que dejó cinco muertos y nueve heridos.

El ataque ocurrió en una husseiniya, un lugar de congregación en el área de Siahat, en el distrito de Al-Kawthar, en la Provincia Oriental, durante un ritual nocturno de la Ashura, celebración santa de oraciones para los musulmanes chiitas.

El Ministerio saudita del Interior informó esta mañana que un hombre armado abrió fuego al azar contra los fieles en oración, pero la policía intervino y disparó al atacante, quien murió en el lugar.

Más tarde, el grupo autodenominado Estado Islámico de Bahrain difundió una declaración en la cual asumió la autoría del ataque en la husseiniya de Siahat, precisando que uno de sus "soldados" había atacado "un templo chiita infiel" con un arma automática.

Advirtió también que los "infieles no estarán a salvo en la isla de (el profeta) Mahoma".

La minoritaria comunidad chiita en Arabia Saudita está cada vez más en la mira de grupos armados sunitas, quienes los consideran "herejes".

Ese ataque, el primero en ser reclamado por una rama saudita del EI, tuvo lugar dos días después de que inició la conmemoración de Ashura, durante la cual los chiitas lloran la muerte de Hussein, nieto del profeta Mahoma.