Tamar Cohen comparte un año de terrible depresión a través de "Dana"

Porque la novela juvenil "El año terrible" muestra una narrativa ágil y un personaje bien situado en su contexto con una visión directa y poco común en el ámbito de la literatura juvenil sobre la sexualidad y la enfermedad mental, la autora Tamar Cohen obtuvo el premio de literatura Gran Angular 2015; recibió 150 mil pesos y el libro ya está publicado.

"El libro es el recuento de un año terrible que vive una adolescente. 'Dana', la chica protagonista de la historia, sufre una depresión y a través del libro va encontrando un apoyo en doctores, amistades y su familia, para poder manejar, conocer y superar su problema, sobre todo en los recurrentes cambios de humor que sufre en el transcurso del día, los cuales padece. Con esas ayudas, 'Dana' logra salir adelante y hacer su vida", expresó Cohen en entrevista con Notimex.

Detalló que la historia parte de un hecho real. "Yo sufrí una enorme depresión hace algunos años. Si bien no se trata de una historia autobiográfica, es una ficción inspirada en algo que me sucedió y de donde salió la necesidad de plasmarlo en el papel".

"Dana", agregó, es un personaje que respira y vive por sí mismo, aclaró la autora, quien escribió este libro durante todo el proceso de su depresión.

"Fue más que nada una enorme necesidad de poner en palabras escritas lo que yo estaba viviendo, todas las agitaciones y sensaciones que estaban pasando dentro de mí y por mi cabeza esos días", señaló, por lo que el texto se convirtió en una herramienta "para poner en orden el desorden de mi vida; como escritora, sólo quería contar algo".

Cabe recordar que para el jurado que dio el premio a Tamar Cohen estuvo integrado por los escritores y expertos en el arte editorial Alberto Chimal, Olga Correa, Roxanna Erdman, Jesús Heredia y Maia F. Miret.

Para ellos, la obra aborda con franqueza, lejos del melodrama y el sentimentalismo, las relaciones, dificultades y padecimientos de una adolescente. Y eso fue precisamente lo que la autora pretendió plasmar en la novela que ya está circulando.

"Cuando escribo, la voz que me sale es la de una joven. No es que tenga yo la intensión de escribir para niños o para jóvenes, sino que es la única forma en la que yo se escribir una historia", dijo la entrevistada.

Apuntó que hasta hoy el libro ha sido leído sólo por una amiga que la ayudó a editar. "Ahora estoy en espera de que lo lea la gente, sobre todo la cercana a mí, para que me den una opinión al respecto".

Finalmente, Tamar Cohen advirtió tajante: "No es un manual de depresión, es una novela. 'Dana', el personaje de la historia, tiene un sentido del humor muy ácido, negro, con un lenguaje arriesgado y eso es lo valioso que tiene el libro, que no es más que una novela literaria".

"Yo no soy una autoridad médica o científica que pueda llevar este libro a las escuelas o convertirlo en libro de texto o consulta; eso sí, habrá quién se identifique con 'Dana' y sus problemas", concluyó.