Los niños son seres sociales que merecen información: Nuria Santiago

Nuria Santiago Rodríguez (Ciudad de México, 1982), quien obtuvo el XX Premio de Literatura Infantil "El Barco de Vapor", por la novela "Olivia, el bosque y las estrellas", explicó hoy aquí que "fue más lento pensar el libro que hacerlo" porque, siendo maestra, un día un alumno le preguntó "¿por qué la gente desaparece"?

"A partir de esa interrogante, reaccioné con la escritura de un libro. Fue la oportunidad de quitar la primera persona en mi respuesta y en su lugar ocupar la ficción y la literatura para poder dar respuestas a quienes se hacen o me hacen esas preguntas", comentó la autora en entrevista con Notimex en ocasión de la aparición de esta novedad editorial.

¿De qué fuentes abrevaste y te nutriste para tejar la historia?, "De muchos diálogos con mis alumnos, de muchas preguntas de ellos, de las noticias y de la realidad que vive en país. Seguí de cerca el proceso nacido y desarrollado en una comunidad michoacana que tras sus organización, logró beneficios para todos los habitantes de la zona", explicó ella.

Sin más pretensiones que conquistar respuestas, tanto para sus pupilos como para ella, la entrevistada señaló que en el proceso creativo de "Olivia, el bosque y las estrellas" halló, incluso, respuestas para ella misma. "Cuando escribo también me cuento y me explico a mí misma", dijo la autora del libro propuesto para lectores de alrededor de siete años.

Comentó que el libro que le granjeó 150 mil pesos y la publicación de la obra, recién salió de la imprenta y ahora inicia la distribución y la promoción. El 22 de octubre se presentará en la Ciudad de México y el 30 de noviembre en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara; para ella, el libro contribuye a la literatura infantil en México.

Al sustentar lo anterior, aseveró que es de los primeros libros en este país que aborda la problemática y la violencia social con un lenguaje para niños. "Eso es importante, pues sirve para acompañar a los lectores más pequeños en su descubrimiento de la realidad social que les ha tocado vivir", subrayó la entrevistada.

Sobre el beneficio que la lectura de su libro puede acarrear a los niños, Nuria Santiago se pronunció al decir que "debemos mostrarles la realidad, y por otro lado, los adultos no siempre tenemos la pericia de ocultar la información o de bajar el volumen del radio. Los niños se enteran de todo y si partimos de que son seres sociales, les debemos informar".

Desde su perspectiva, los niños y las niñas, al estar inmersos en la sociedad, son seres políticos que se enteran de lo que acontece a su alrededor. "Si no tenemos el cuidado de escuchar sus inquietudes, se pueden perder en la información o mal informarse. Desde luego, cada familia deberá tocar el tema y saber la mejor manera de abordarlo", añadió.