Insta CICR a Israel detener destrucción de viviendas de palestinos

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) instó al gobierno israelí a detener de inmediato los planes para la destrucción de seis viviendas particulares en Cisjordania.

Las casas pertenecen a familias de palestinos acusados de delitos penales, y según la Cruz Roja esas demoliciones pueden constituir un "castigo colectivo".

"Las familias y las comunidades no deben ser castigadas o responsabilizadas de las acciones que no cometieron personalmente", afirmó el jefe de la delegación del CICR en Israel y los territorios ocupados, Jacques de Maio.

"Si esta próxima ronda de demoliciones sigue adelante como estaba previsto, será impulsar el actual clima de miedo y venganza, lo que sería contraproducente", señaló Maio.

En relación con el anuncio del gobierno de Israel, las fuerzas de seguridad israelíes han iniciado el proceso de demoliciones punitivas, que serían inminentes.

"En estas circunstancias, las destrucciones planificadas como éstas, o inundar de cemento los hogares, representan un castigo colectivo, lo que está prohibido por el derecho internacional humanitario", agregó.

"Instamos a las autoridades a revocar estas órdenes y abandonar esta política", urgió el CICR.