Ecoparque, 22 años como recinto de educación ambiental para tijuanense

El Ecoparque es una realidad en la protección del medio ambiente porque después de dos décadas ha brindado a tijuanenses la cultura urbana y educación ambiental para producir composta y energía eólica y solar.

En entrevista con Notimex, la coordinadora de Educación Ambiental y Enlace Comunitario, Xiomara Delgado Rodríguez, comentó que ha trabajado durante más de 20 años en el Ecoparque, cerrado al público desde 2012 por remodelación, haciendo de todo un poco para lograr la educación ambiental de la comunidad.

El centro de diversión y de cultura ambiental recibía 10 mil visitantes por año hasta que fue cerrado en el 2012 para mejorarlo, y está proyectado abrirlo dentro de dos años. Aunque investigadores y estudiantes tienen acceso cuando trabajan en algún proyecto.

Xiomara indicó que el Ecoparque cumplirá 22 años, ya que fue inaugurado el 19 de octubre de 1993, en busca de dar respuesta a la escasez del agua, dado que Tijuana es una ciudad que no tiene vital líquido y Ecoparque propone como solución el reúso del agua.

Desde aquel entonces, la cuestión era saber si el agua residual sería un problema o un recurso en la ciudad. Y a partir de la interrogante iniciaron un proyecto de colaboración con muchas personas encabezadas por el doctor Carlos de la Parra, director del Parque.

Ecoparque empezó creciendo como equipamiento ambiental para aprovechar el agua que viene de las casas. El recurso se utiliza además en forma didáctica, ya que durante todos estos años a los alumnos se les ha mostrado como viene el agua de sus hogares y como sale para el consumo.

Subrayó que a través del sistema que han creado, en conjunto con el Colegio de la Frontera Norte (Colef), aprovechan la topografía del terreno, que está en una ladera, de donde el agua escurre lista para regar y toda la materia extraída al líquido también se aprovecha.

Detalló, "lo que viene dentro del agua lo hemos podido utilizar para compostas, entonces generamos conocimiento de composta campesina, de la lombriz composta y con esa tierra impartimos todos los talleres y formamos un pequeño vivero".

El Ecoparque tiene las características para transmitir una educación fuera de la escuela, como un eje transversal ya que es vivencial y de apoyo en el aprendizaje de la biología, ecología y otras materias de la enseñanza.

Destacó que en 2012 Ecoparque cerró al público y empezó su remodelación. Se arreglan las instalaciones y "continuamos trabajando en el tratamiento terciario y pulimento del agua, para obtener un líquido de la mayor calidad".

Abundó que también pretenden otros programas, como el de la agricultura urbana, "pensamos hacer un vivero, queremos que Ecoparque sea una especie de jardín botánico que no existe en Tijuana".

Añadió que quieren que cada alumno y persona que los visite vaya conociendo los tipos de plantas, como las endémicas y las nativas, porque hay un desconocimiento total de todo esto".

Aclaró que en vista de que actualmente el Ecoparque se encuentra en remodelación, aplican el programa "Ecoparque viene a ti" dirigido a las escuelas de la periferia, que tienen menos recursos.

"Llevamos talleres de papel, manualidades, siembra, reforestación y todas esas cosas que hacíamos dentro del parque", abundó, "esperamos que en menos de dos años Ecoparque se convierta en un programa ecodidáctico".

Tijuana solo cuenta con cuatro espacios verdes, el Parque Morelos, Parque de la Amistad, el Club Campestre y el cuarto sería el Ecoparque".

Comentó que Ecoparque es pionero en el reúso del agua, "un programa muy ambicioso, queremos que sea ejemplo para todos, que cuando las personas lleguen al sitio y vean el proyecto, piensen lo que pueden hacer en su escuela y en su casa por el medio ambiente".

Después de su visita al Ecoparque podrán reutilizar el plástico, hacer composta, producir papel reciclado, aprovechar el vidrio, plantar frutos, obtener semillas, y posteriormente aplicar la ecotecnia que próximamente funcionará en el parque con su batería y paneles solares.

"Vamos a estar conectados para producir esa energía solar, estamos trabajando para que cada cosa que vean sea un proyecto, una nueva idea para nuestros alumnos y maestros y que todo lo que necesiten lo encuentren en el Ecoparque", dijo.

La coordinadora de Educación Ambiental precisó que están trabajando a largo plazo, mientras el programa de educación ambiental sale por toda la ciudad y municipios del estado Rosarito, Mexicali, Ensenada y Tecate.

Actualmente llegan estudiantes que necesitan agua de nuestra ciudad para hacer prácticas de laboratorio, o vienen por lodo, o porque están haciendo servicio comunitario, social, incluso la tesis o trabajo residencial.

En las instalaciones de Ecoparque los estudiantes pueden trabajar con el lodo y hacer pruebas de los productos, como con las lombrices. "Pueden tomar tierra y prepararla para la agricultura urbana".

Hay cierta información de que la gente no encuentra esta tierra en otro lugar, queremos que Ecoparque sea un lugar abierto donde puedan encontrar toda la información, sobre todo para nuestros pequeños y nuestros maestros que no tienen donde asesorarse.

Señaló que actualmente uno de los trabajos fuertes es la construcción de muros de contención, "ya tenemos el sistema de tratamiento terciario, las lagunas, terminando un vivero, plantas nativas, hidroponía con diseños nuevos y las jardineras que se van a llenar de plantas nativas".