Eslovenia mantiene cerrado el tráfico de trenes procedentes de Croacia

El tráfico de trenes procedentes de Croacia ha quedado suspendido por segundo día consecutivo, luego que Hungría frenó en forma definitiva el paso de refugiados a su territorio.

Eslovenia suspendió ayer el tráfico ferroviario con Croacia, anticipando la llegada masiva de migrantes en los trenes provenientes de ese país, después de que Hungría anunciara el cierre de la frontera con Zagreb.

La ministra del Interior de Eslovenia, Vesna Gjorkos Znidar, señaló que se habían desplegado policías adicionales en la frontera con Croacia.

El gobierno esloveno mantendrá aceptar a los refugiados, siempre y cuando la vecina Austria y Alemania mantengan abiertas sus fronteras, recordó.

La frontera de Hungría con Croacia, reforzada con una valla de alambre de púas, fue cerrada este viernes a partir de las 22:00 horas GMT.

El ministro de Relaciones Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, anunció la decisión de cerrar la frontera con Croacia para los migrantes después de una reunión del gabinete de seguridad nacional.

A varios cientos de migrantes que llegaron a la frontera minutos antes de la fecha límite aún se les permitió entrar en Hungría por razones humanitarias, dijo a los periodistas el portavoz del gobierno, Zoltan Kovacs, en el pueblo fronterizo de Zakany.

Hungría ha sido un importante país de tránsito para los inmigrantes, muchos de los cuales tienen como objetivo continuar hacia Austria y Alemania.

La medida se produjo después que líderes de la Unión Europea no lograron acordar un plan respaldado por Hungría a fin de enviar una fuerza para impedir que los inmigrantes lleguen a Grecia.