Nacho Vegas conquista el Metropolitan con su folk y rock

De visita en México a propósito de la gira promocional de su más reciente producción discográfica "Resituación", el músico español Nacho Vegas estremeció anoche a sus fans con la interpretación de temas como "Adolfo suicide", "Ciudad Vampira", "Gang Bamg", "La Gran Bomba Final" y "Machi, Panero

Ante las ovaciones del público y al unísono de su nombre siendo coreado, Vegas apareció sobre el escenario del Teatro Metropolitan pasadas las 21:30 horas, acompañado de cinco músicos, con quienes cantó "Dry Martini S.A.", que desde sus primeros acordes despertó el frenesí de cientos de personas.

Previo a interpretar "Adolfo Suicide", el músico español agradeció al público su asistencia y expuso: "Es un placer volver a encontrarnos en este lugar tan precioso. Espero que hayan disfrutado de Vanesa (Zamora), ha sido un honor que ella estuviera aquí".

Para el deleite de su público, Nacho interpretó también "Me he perdido", "Perplejidad", "Ciudad Vampira" y "Polvorado", este último tema lo dedicó a los obreros que fueron despedidos de una fábrica de Asturias.

Ante las fuertes ovaciones de sus fans, el programa incluyó los temas: "Run Run", "Taberneros", "Actores poco memorables" y "Gang Bamg", en cuya interpretación se hizo presente la sonoridad del acordeón, que puso a bailar de manera sutil y frente a sus butacas a los presentes.

"Nuevos planes", "La vida manca", "Cómo hacer crac" y "Perdimos el control" fueron otras de las canciones que tuvieron cabida en esta velada, la cual se caracterizó por la pasión que tanto fans como Nacho impregnaban en cada melodía.

"Gracias por su cariño, espero que todas y todos hayan disfrutado de este concierto", expresó minutos antes de cantar "La gran broma final", tema que cerraría con broche de oro su actuación, sin embargo, ante las fuertes ovaciones de sus fans y el coro de "Oé, oé, Oé, oé, Oé, oé.... Nacho, Nacho", el músico aragonés regresó al entarimado.

Con guitarra en mano, Nacho Vegas hizo sonar "Luz de agosto en Gijón", tema, que al igual que otros, también fue videograbado por varios de sus fans.

La velada parecía no tener fin, el público continuaba pidiendo más música y Nacho, considerado uno de los músicos contemporáneos con más conciencia política, complació con "Vinu, cantares y amor" y "Mercado de Sonora".

Tras otra falsa despedida, Nacho volvió por segunda vez al escenario, en esta ocasión para cerrar con broche de oro esta velada a través de "Michi Panero", que causó la euforia del público, el cual disfrutó por espacio de dos horas de una dosis de música intensa.