Sugiere Nobel contemplar libertad humana en evaluación de economía

Amartya Sen, Premio Nobel de Economía, consideró que no se puede evaluar la severidad de los problemas viendo sólo el PIB u otros indicadores que se enfocan en objetos inanimados de conveniencia, en lugar de enfocarse en la libertad humana.

Señaló que la crisis económica de 2008 aún se resiente en los países y advirtió que los más afectados en general han sido las personas más pobres.

"La crisis ha sido severa en Europa, especialmente en el sur de Europa, incluyendo a Grecia, pero también ha afectado agudamente a países como Italia, España y Portugal", dijo.

Amartya Sen ofreció una conferencia en la Cátedra "Alfonso Reyes" del Tecnológico de Monterrey, como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL) Monterrey 2015 en el Auditorio "Luis Elizondo".

Puntualizó que la crisis económica ha sido un fenómeno mundial, con impacto en Latinoamérica, incluyendo a México y Brasil.

La crisis económica, apuntó, no se ha confinado a una nación en lo particular, aunque la incidencia ha variado de país en país.

El Nobel de Economía 1998 subrayó que "los más afectados en general han sido las personas más pobres, las que están en la base más baja de la pirámide, en sus países respectivos y en el mundo".

"Familias que ya estaban en el peor de los lugares para enfrentarse a cualquier adversidad han sufrido más, debido a mayores privaciones todavía", indicó.

Lo anterior, dijo, se refleja en la forma de desempleo permanente, pérdida de vivienda y de techo, pérdida de atención médica y otras privaciones que han reducido las vidas de cientos de millones de personas.

Consideró que no debe evaluarse la severidad de los problemas sólo con el Producto Interno Bruto (PIB) u otros indicadores que se enfocan en objetos inanimados de conveniencia, sino enfocarse en la libertad humana.

Refirió que la crisis económica global apareció de manera repentina en la segunda mitad de 2008 y aunque se agravó muy rápidamente fue detenida por la recién formada organización del Grupo de los 20 (G-20).

Sen manifestó que "esto lo hicieron para eliminar algunos de los peores aspectos de la recesión y del grave desempleo, en particular, pero esto ha sido perturbadoramente lento".