México construye fortalezas que lo harán diferenciarse: Carstens

En medio del complejo entorno internacional, México construye elementos de fortaleza que le permitirán diferenciarse de forma positiva de otros países, aseguró el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

"México está pasando por un momento complicado como el resto de los países del mundo, pero sí hemos venido construyendo elementos de fortaleza que yo estoy seguro nos van a permitir diferenciarnos de manera positiva de muchos otros países hacia delante", dijo.

Durante una conferencia magistral en el primer "Foro impulsado a México: el futuro después de las reformas", organizado por el Grupo Financiero Interacciones, Carstens indicó que si bien México se verá beneficiado de la recuperación de Estados Unidos, será difícil que el crecimiento del país venga del exterior.

Añadió que se requiere crear fuentes de crecimiento, y para eso se llevaron a cabo las reformas estructurales, algunas de las cuales ya tienen impactos en la economía como la reducción en las tarifas de telefonía y eléctrica, entre otras.

"Las cosas ya están sucediendo y eso va a hacer que México pueda distinguirse", pues mientras en otros países se dialoga sobre cómo lograr las reformas, dijo, en México ya se alcanzaron.

Indicó que hay tres factores que gravitan en el exterior que afectan de manera diferenciada a los países: el menor crecimiento económico a nivel global, la disminución en los precios de las mercancías básicas y la volatilidad financiera internacional.

En ese escenario, "México está mejor posicionado" debido a que de las economías avanzadas, Estados Unidos será la que salga más rápido y esto beneficiará al país. No obstante, aunque la economía estadunidense viene recuperándose, no lo hace a los ritmos esperados, aseveró.

El gobernador del banco central también destacó que México tiene un mejor desempeño, debido a la estabilidad económica que se logra por medio de la coordinación entre las buenas políticas fiscal, monetaria y financiera.

Expuso que el gran reto para los países hacia delante es contar con dos características: ofrecer el potencial de crecimiento económico sostenido, junto con estabilidad financiera, y "en el caso de México, no se está lejos de esa situación".

Advirtió que la estabilidad macroeconómica es condición necesaria, pero insuficiente para lograr un mayor crecimiento, y de ahí la relevancia de las reformas estructurales.