Salif Keita fusionará música mandinga y electrónica en el Cervantino

El intérprete Salif Keita, de Mali, considerado la voz de oro de África, compartirá con el público del Festival Internacional Cervantino (FIC) parte de su repertorio, el cual incluirá temas de su disco "Talé" en el que fusiona música mandinga y electrónica.

Previo al concierto que ofrecerá hoy en la Explanada de la Alhóndiga, Salif Keita explicó en conferencia de prensa, que Mali es un país muy rico al que no se le puede quitar su cultura y su música, por lo que para él es imposible que un movimiento fundamentalista pueda sabotear la cultura de su nación.

"Como cantante enfrento ese movimiento ignorándolos, para mí es como si no existieran, ignora su violencia, y lo quiero es justamente la alegría que hay, no me detengo a considerar las cosas negativas, esto no me ha impedido seguir haciendo giras, música y discos", mencionó el cantante africano.

Respecto a la difusión de la música en África, comentó que además de la piratería, no tienen una industria propia de discos, sin embargo, su música está viva.

"Es muy difícil en África luchar contra la piratería, es un continente donde existe mucha corrupción y donde el principal enemigo de los músicos es la piratería que viene a través de la corrupción", expresó el cantante.

En otro momento, Salif Keita abundó que en Mali todos hablan francés e inglés, pero a él le gusta cantar en su propia lengua y a veces mezclarlo con estos idiomas.

"Hay muchos personas del occidente que vienen a Mali para aprender el bambara, no solamente las personas de mi país lo hablan y no está en peligro de extinción y lo más importante para mí como músico es cantar en mi propio idioma", concluyó el cantante.

En 1973 Keita formó parte de Les Ambassadeurs que luego cambió su nombre al de Les Ambassadeurs Internationaux, la legendaria orquesta que agrupó a los mejores músicos del oeste de África establecida a partir de 1978 en Costa de Marfil y desintegrada en 1985 tras conseguir el éxito continental.