Muestran efectividad de tratamiento contra edema macular diabético

En México se presentaron los resultados del uso de un nuevo medicamento para enfrentar el edema macular diabético, que permite a los pacientes regresar a su vida independiente, trabajar y evitar la ceguera.

En el marco de la XXIV Reunión Anual de Retina, el oftalmólogo Francisco Javier Nava mencionó que el estudio se realizó en 600 pacientes, de los cuales 300 son de Estados Unidos y el resto de América, Europa y Asia.

En entrevista explicó que el tratamiento aflibercept -conocido comercialmente como Wetlia- tiene buenos resultados, pues 95 por ciento de los pacientes con edema macular, que es causado por los altos niveles de glucosa en la sangre, y tratados con este fármaco mejoraron su visión.

"Lo interesante es que mostró ser eficaz en aquellos pacientes que no tenían un buen control del azúcar y esto es relevante porque hasta ahora, ninguna otra terapia lo ha logrado", planteó.

Los resultados del estudio, que duró tres años, se presentaron hace un mes en Europa y este viernes aquí en México, mientras que en Estados Unidos se empezó a utilizar el medicamento hace un año y sus resultados confirman su efectividad.

El también gerente médico del área de Oftalmología de la empresa Bayer explicó que dicho fármaco se inyecta en el ojo y hace efecto directo, pero está contraindicado en quienes tienen infección o inflamación, así como a los alérgicos a alguna de sus componentes.

Recordó que en México esta molécula se ha sometido a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) desde mediados de este año, y se prevé una aprobación en el primer trimestre del próximo año.

Francisco Javier Nava precisó que un paciente que tiene una enfermedad recibirá la mayor cantidad de inyecciones, entre ocho y 10, pero al paso del tiempo empiezan a requerir cada vez un número menor, porque disminuye la necesidad de medicamento.

El oftalmólogo expuso que el edema de la retina significa que hay líquido en esa parte del ojo que no debería estar presente y provoca que se hinche la zona de mejor visión dentro de la retina, que es la mácula.

El medicamento, precisó, actúa atrapando los factores que provocan el edema; al evitar que tengan efecto esas proteínas, se reabsorbe el líquido, las condiciones de la retina retornan a la normalidad y mejora la visión del paciente.

Ello significa que la persona podrá tener una visión nítida y leer, manejar y ser menos dependiente de sus familiares; puede inclusive rehacer sus actividades laborales de manera normal, sostuvo el especialista.

Nava Tapia aseveró que los resultados del estudio arrojan que desde la primera semana en que se aplica el fármaco mejora la visión del paciente.

Entre los tres y cinco meses después se alcanza su máximo nivel y luego el tratamiento es sólo para conservarlo así el mejor tiempo posible.