México reacciona de forma correcta ante actual entorno global: Gurría

México tiene las reacciones correctas al complejo entorno global, lo cual genera que tenga un mejor desempeño que otros países, aseguró el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Angel Gurría.

Tras destacar que en noviembre próximo, la OCDE podría ajustar a la baja las expectativas de la economía global, en niveles por debajo de 3.0 por ciento, dijo, sin embargo, que "viene un mejor 2016 para el mundo entero y también para México".

"El entorno es muy difícil, muy complicado y México ha tenido las reacciones correctas y en tal virtud, en una circunstancia difícil, le esta yendo mejor que a muchos otros países", comentó tras dictar una conferencia magistral en el primer Foro Impulsando a México: el futuro después de las reformas.

En el evento organizado por Grupo Financiero Interacciones dijo que las expectativas de la OCDE para el país son muy parecidas a las del gobierno federal y del propio Banco de México (Banxico), un rango que va de 1.7 a 2.8 por ciento, que es favorable en un entorno desfavorable para America Latina, de desaceleración para mercados emergentes como China, de menor crecimiento en Estados Unidos y nulo repunte en Europa.

El exsecretario de Hacienda añadió que algunos países "envidian" a México por haber logrado el paquete de reformas estructurales, algunas de las cuales ya están dando resultados, debido principalmente a la habilidad política para lograr los consensos necesarios para concretar dichos cambios.

Subrayó que se debe avanzar en temas pendientes como desigualdad, informalidad y productividad, "en un contexto en el cual el mundo entero reconoce, admira y de alguna forma, en algunos casos, envidian, no sólo las reformas que aquí se lograron sino la habilidad política para haberlas logrado".

Gurría Treviño refirió que en la segunda etapa de las reformas se requiere avanzar en temas de Estado de derecho, de justicia, de transparencia, corrupción para obtener el mayor beneficio posible.

Asimismo, reconoció que el tema fundamental para el país es el fiscal y en ese sentido, consideró que la caída en el precio del petróleo es una oportunidad para plantear un esquema "que yo llamaría normal", aunque ya se avanzó de manera importante, pues ya se observan resultados de las reformas que permiten compensar el impacto de los precios del crudo.

Mencionó que México está "nadando contra corriente" y tiene que esforzarse el doble ante el entorno externo.

Sin embargo, resaltó que mientras a nivel global en las cifras de inversión extranjera directa hubo una caída de 60 a 70 por ciento en los flujos, en el país dicho indicador creció 30 por ciento a tasa anual el primer semestre del año.

Anotó que el interés de los inversionistas por estar en México se debe al paquete de reformas, porque está impulsado su cambio más importante. "Las reformas son nuestra moneda de cambio", pues no hay otro país que haya logrado "cuajar" una serie de transformaciones trascendentales.

También destacó: "nos urge mejorar porque venimos de muy atrás y los desafíos son enormes", pues México aún no pertenece a los países a los cuales los mercados le tienen paciencia, margenes de riesgo y de inacción, sino que se encuentra entre las naciones que si hacen las cosas bien le dan luz verde, pero rápidamente prenden focos de alerta.