"Hermanos de la Destrucción" adornan noche de WWE en Distrito Federal

Una noche espectacular promete la reunión de los "Hermanos de la Destrucción", The Undertaker y Kane, cuando la WWE (World Wrestling Entertainment) regrese a la capital del país.

Más de 20 mil espectadores en la Arena Ciudad de México tendrán la oportunidad de ver juntos a "Taker" y Kane, quienes se medirán con Luke Harper y Braun Strowman, en una batalla entre cuatro gigantes de los cuadriláteros.

Fue en 1998 cuando se unieron por primera vez los "Hermanos de la Destrucción" y la capital mexicana tendrá el honor de verlos juntos nuevamente y tenerlos como amplios favoritos para imponerse a los miembros de la "Familia Wyatt".

Sin duda la mayor expectación en la segunda de tres funciones que realizará WWE en México (16 en Mérida, 17 DF y 18 Monterrey) es la presencia del "Hombre Muerto", de quien se dice está cerca de decir adiós a la empresa.

Otro de los momentos esperados de la noche será cuando se presenten en el cuadriláteros los enmascarados mexicanos Sin Cara y Kalisto, que han causado sensación en territorio estadunidense.

Con su grito de "lucha, lucha", los "Lucha Dragons" harán pareja para medirse a alguna de las duplas que estarán en el país, como Los Matadores y el Torito, de Prime Time Players o los actuales monarcas de parejas de la empresa, The New Day.

El líder de la familia Wyatt, Bray, quiere seguir su rivalidad con Roman Reigns, ex líder de The Shield, y la trasladarán a suelo "azteca", mientras que Randy Orton tendrá una lucha difícil con el poseedor del maletín de "Money in the bank", Sheamus.

Y no podían faltar las divas de WWE, que causarán revuelo con su belleza y con su buen accionar en el ring, como Paige, Charlotte y Becky Lynch, o el llamado equipo "BAD", integrado por Naomi, Sasha Banks y Tamina.

Así, una de las empresas de entretenimiento más poderosas a nivel mundial pisará suelo mexicano una vez más para poner de manifiesto su interés por traer el espectáculo al país, y la afición en espera de recibir una función más grande.