Visita Papa nuevo dormitorio para sin techo en el Vaticano

El Papa Francisco visitó el nuevo dormitorio inaugurado por la Limosnería Apostólica del Vaticano, a unos pasos de la Plaza de San Pedro, para dar servicio a mendigos y sin techo de la zona.

Según informó la sala de prensa del Vaticano, el recorrido tuvo lugar la víspera por la noche, poco después de las 19:00 horas local (17:00 GMT), luego de las sesiones de trabajo del Sínodo de los Obispos en las cuales participa el pontífice.

Bergoglio se dirigió hasta la Via dei Penitenzieri, donde el 7 de octubre pasado se inauguró oficialmente el dormitorio, que surgió del acondicionamiento de una serie de locales que puso a disposición la orden religiosa Compañía de Jesús.

Por eso, a su llegada, el Papa fue recibido por el prepósito general de los jesuitas Adolfo Nicolás, por el limosnero pontificio Konrad Krajewski, por un grupo de religiosas de las Hermanas de la Caridad de Madre Teresa de Calcuta y algunos voluntarios que administrarán la nueva estructura.

Saludó individualmente a todos los huéspedes, unos 30, que estaban reunidos en una salita común y que después se dispusieron cerca de sus camas mientras el líder católico visitaba el dormitorio y las otras habitaciones de servicio.

Francisco se entretuvo "cordialmente" por unos 20 minutos con los huéspedes, "visiblemente conmovidos y felices por su visita", indicó el Vaticano.

El dormitorio fue establecido por la Limosnería Apostólica, una estructura vaticana que se encarga de llevar a cabo labores de caridad a nombre del pontífice. Podrá dar asilo hasta 34 personas, todos hombres.

Hasta hace unos pocos meses ese espacio era usado por una agencia de viajes y fue entregado al Papa por la Casa Generalicia de la Compañía de Jesús, los jesuitas, en respuesta al llamado de Francisco a usar los edificios de las congregaciones religiosas a favor de las personas necesitadas.

El dormitorio, que lleva por nombre "Don de Misericordia", será administrado por las Hermanas de la Caridad de Madre Teresa de Calcuta y tiene un específico reglamento interno para "la buena gestión de la acogida".

Los mendigos podrán registrarse y solicitar la recepción con las mismas monjas en la casa "Don de María", otra estructura que funciona dentro del Vaticano desde 1988 y que actualmente cuenta con 50 camas para hospedar a mujeres, 30 de las cuales son establemente ocupadas.

Según el reglamento, la estancia máxima para cada sin techo será de 30 días y los horarios son muy específicos: Entrada entre las 18:00 y las 19:00 horas, apagado de las luces y reposo, despertada a las 06:15, lavado personal, arreglado de la propia cama y armario, cierre de la casa (08:00) para la limpieza general.

Además los huéspedes podrán aprovechar la cena ofrecida en el comedor de la casa "Don de María", el desayuno preparado en el mismo local del dormitorio, antes de dejarlo, y el servicio de duchas bajo la Columnata de Bernini.

De hecho, el establecimiento del dormitorio es una más de una serie de acciones llevadas a cabo por la Limosnería Apostólica a nombre del Papa y a favor de los sin techo que viven en las inmediaciones de la Santa Sede.