Profepa capacita cinco mil empresas que manejan residuos peligrosos

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) capacitó, hasta ahora, a personal de al menos cinco mil empresas que manejan residuos peligrosos en el país, para evitar que esos materiales dañen al medio ambiente.

La subdelegada de Auditoría Ambiental de la dependencia en Yucatán, Alicia del Carmen Núñez, indicó que este año se espera incorporar a los programas de capacitación ambiental a otras mil 500 empresas u organismos productivos.

En entrevista, señaló que existen recursos por ocho millones 500 mil pesos para estos programas en el país.

Expuso que en el caso de Yucatán se calcula que hay unas mil 600 organizaciones o unidades económicas que forman parte del padrón de negocios que generan o manipulan residuos peligrosos, muchas de las cuales están incorporadas a estos programas de capacitación.

"El programa no solo conlleva beneficios por el hecho de la capacitación al personal, pues se le enseña a las empresas cómo hacer las cosas para evitarse problemas por no respetar las leyes ambientales", dijo.

Aclaró que la intención no es sancionar, sino apoyar para que los establecimientos cumplan las normas del ramo.

Se trata de un trabajo conjunto, donde el principal objetivo es evitar sanciones y usar esta capacitación como un instrumento preventivo, añadió Núñez.

La funcionaria comentó que las principales denuncias ciudadanas que recibe la dependencia es por el manejo y acumulación de residuos peligrosos en zonas residenciales, donde también opera el programa de capacitación.

La delegación de la Profepa firmó hoy un convenio con la Cámara Nacional de Comercio de esta ciudad y con la Universidad Marista para desarrollar un programa de liderazgo ambiental que será gratuito para las empresas de los sectores comercio, servicios y turismo.

El taller se impartirá los meses de octubre y noviembre en las instalaciones de la cámara y se espera la participación de por lo menos unas 40 empresas.

Esta certificación le dará a las empresas lo necesario para convertirse en "líderes en materia ambiental, la oportunidad de crecimiento en sus áreas de competencia y beneficios económicos a través del desarrollo de proyectos que mejoren el manejo de residuos, materiales y uso eficiente de la energía, entre otros.