Defensa de garantías fortalece a tribunales y jueces: magistrado

La ciudadanía interesada y comprometida con la defensa de sus derechos fortalece la función de los tribunales electorales y de los juzgadores, afirmó el magistrado Marco Antonio Zavala Arredondo.

El presidente de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) enfatizó que sin el interés de los ciudadanos y ciudadanas en la defensa de sus garantías poco se podría lograr para hacerlas efectivas.

"Sobre todo las reconocidas en la Constitución a partir de la reforma de febrero de 2014", expresó durante una charla en el programa Justicia electoral a la semana, del TEPJF.

La mayoría de los asuntos resueltos por la Sala Regional Monterrey, expuso, estuvieron relacionados con la aplicación de las nuevas reglas electorales establecidas en la reforma de 2014.

Se resolvieron, fundamentalmente, asuntos relacionados con candidaturas independientes y paridad de género, en los cuales la sala regional realizó una interpretación que permitió maximizar el derecho y garantizar condiciones de equidad en la contienda.

En el caso de las candidaturas independientes, emitió criterios tuteladores que permitieron a quienes que buscaron un cargo mediante esta figura contender en las mismas condiciones que los candidatos postulados por los partidos políticos, añadió.

Por otra parte, la Sala Regional contribuyó en hacer efectiva la paridad de género establecida en la ley. En este sentido, las reglas están previstas en la Constitución y en los tratados internacionales, por lo cual -dijo- no hay manera de llegar a una conclusión distinta.

Zavala Arredondo agregó que la tutela efectiva de los derechos de la ciudadanía y de los partidos, por parte del TEPJF, propició un aumento en el número de juicios interpuestos ante la Sala Regional Monterrey, derivados de las diversas etapas del proceso electoral 2014-2015.

De manera tal que del 7 de octubre de 2014 a septiembre de este año dicha instancia recibió alrededor de mil 283 asuntos, de los cuales 70 por ciento, es decir alrededor de 893, estuvieron relacionados con el proceso electoral, y 25 por ciento fueron sobre asuntos federales y 75 correspondieron a controversias locales.

Asimismo, indicó que todos los juicios y recursos que estuvieron vinculados con los procesos de selección interna de candidatos de partidos, registro de candidaturas, irregularidades, denuncias o quejas sobre las campañas, y otros casos, se resolvieron en tiempo y forma.

Resaltó que el proceso electoral 2014-2015 fue inédito por el número de medios de impugnación, ya que desde hace más de 20 años no se presentaban tantas inconformidades.

"Creo que el último proceso electoral federal con un número muy fuerte de juicios de inconformidad contra resultados federales fue el de 1994", refirió.