Esfuerzos contra Ébola previnieron 40 mil muertes en Sierra Leona

Investigadores británicos estimaron que la respuesta mundial a la crisis de Ébola en Sierra Leona, donde murieron cerca de cuatro mil personas por el virus, contribuyó a prevenir 40 mil decesos en el país.

La ayuda internacional, a través de donaciones y personal y equipo médico, fue determinante para frenar la propagación del letal virus, pero si ésta se hubiera ofrecido con mayor rapidez se habrían salvado miles de vidas, sostienen los investigadores.

Refirieron que las donaciones a Sierra Leona por parte de Reino Unido, por más de 100 millones de libras esterlinas (más de 152 millones de dólares), en el verano de 2014 ayudaron a establecer cerca de tres mil camas de hospital.

Esa disposición fundamental impidió hasta 56 mil casos de Ébola, pero otros 12 mil 500 casos podrían haberse evitado si las camas hubiesen estado disponibles, incluso un mes antes, añadieron.

En varias ocasiones la respuesta internacional al Ébola ha sido objeto de escrutinio, criticando la lentitud de los gobiernos, incluso de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, publicada por la cadena británica de noticias BBC, detalla el impacto que pudo haber tenido un retraso en la ayuda internacional.

Los investigadores utilizaron un modelo matemático para estimar el número de casos de Ébola que se evitaron gracias a los esfuerzos internacionales, como la instalación de centros de tratamiento a pacientes con el virus y de cuarentena.

A partir de septiembre de 2014, más de dos mil 700 camas se introdujeron en los centros de cuarentena y de atención comunitaria, así como de unidades de tratamiento para apoyar al abrumado sistema de salud en Sierra Leona.

El brote de Ébola en África occidental es el más mortífero registrado en la historia hasta la fecha, ya que hasta el pasado 4 de octubre se contabilizaron 11 mil 312 muertes.

Según datos de la OMS, Liberia ha reportado cuatro mil 808 muertos por el virus, Sierra Leona registró tres mil 955 decesos, Guinea reconoció dos mil 534, Nigeria confirmó ocho, Malí dio cuenta de seis y Estados Unidos sólo uno.

Liberia, Sierra Leona y Guinea fueron los países más afectados por el brote del letal virus, por lo que los esfuerzos se han concentrado en contener su propagación y, la semana pasada, cumplieron sus primeros ocho días sin nuevos casos.

Sin embargo, los expertos coinciden en que "no hay lugar para la complacencia, pues la experiencia demuestra que podría expanderse fácilmente de nuevo".