Sale a la luz "Refraction", tercer disco del pianista Alex Mercado

Recién llegado de una gira por Francia y Holanda, el pianista mexicano Alex Mercado está de vuelta en México para lanzar su tercer material discográfico: "Refraction", un proyecto de piano solo con el que refrenda su lugar como uno de los músicos más interesantes del jazz de México para el mundo.

El disco fue grabado en Nueva York, Estados Unidos, en agosto pasado, y es un retrato más personal e íntimo del artista, quien parte del concepto científico de la refracción para concebirse como un prisma que absorbe la luz (vida) y la refracta, convirtiéndola en colores (sensaciones y emociones).

En entrevista, recordó a Notimex que aunque tiene unos 20 años metido en el jazz, fue en 2012 cuando decidió emprender un proyecto en solitario y definir un sello propio que, sostuvo, tiene como eje rector la originalidad.

"Desde un principio quise que mi proyecto tuviera ese sello y puedo decir que hasta hoy tengo 31 temas grabados, todos ellos de mi autoría", refirió Mercado, quien compone inspirado en todo lo que le rodea, pues busca "refractarlo" al mayor número de gente posible.

En una época en la que el medio musical está llenó de "covers" en todos los géneros musicales, Mercado sostuvo apostar por lo original, pues considera que la escena tiene que nutriste con música nueva, que desafíe y proponga.

"A mí sí me interesa consolidar un sello de mi época... más allá de lo que vivimos hoy y de lo que pasa en la mayoría de las escuelas, donde no se incita la composición sino a la interpretación; por eso decidí ser un artista independiente que proponga nueva música, que puede gustar o no, pero que sea original", añadió el pianista.

Desde esa óptica, comentó, lo que hace es reinterpretar todo lo que le acontece día a día, en busca de plasmarlo en un lenguaje universal, como lo dejó claro en su primer proyecto "The watcher" (El observador), porque el artista, aseveró, es un observador y un escucha que interpreta la obra de arte bajo su propia experiencia.

En su música, a la que etiqueta como jazz acústico contemporáneo de vanguardia, con influencias clásicas, la premisa es que "el público tiene el derecho de crear la obra junto conmigo, por eso son propuestas musicales a disposición del escucha", añadió.

Mercado estudió música clásica y llegó al jazz influenciado por el músico estadounidense Keith Jarrett, gracias a quien se dio cuenta de que las texturas de la música clásica pueden ser utilizadas con la improvisación y la creación espontánea para poder conectar con el espectador de una forma más instantánea e impactante.

Antes de "The Watcher", el virtuoso pianista se dedicó a ser "sideman" de diversos proyectos para artistas como Magos Herrera, Julia Vari, Dannah Garay y Louise Phelan, así como de tríos como en el caso de su segundo disco "Symbiosis" (2014), en el que compartió créditos con Antonio Sánchez y Scott Colley.

Como músico y arreglista ha tenido importantes comisiones como la de arreglar la obertura orquestal que abrió el concierto de Sir Elton John en Chichén Itzá, con la Orquesta Sinfónica de Yucatán, donde destacó como solista.

El disco "Refraction", que incluye temas como "Broken Light", "Prisma", "Mar", "The magician", "From red to violet", "Sandprints", "Refraction" e "Improv I- Colors" e "Improv II-Reflections", será presentado la noche del 15 de octubre en el auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart).