Washington Post lamenta condena iraní contra su corresponsal

The Washington Post condenó hoy el veredicto de culpabilidad por espionaje contra su corresponsal en Teherán, Jason Rezaian, y sostuvo que daña aún más la credibilidad internacional del régimen iraní.

En su principal opinión institucional, el matutino de la capital estadunidense calificó el veredicto como "absurdo" y una confirmación de que el proceso mostró el desapego de Irán al estado de derecho y su inclinación por la crueldad.

"Irán le ha infringido un perjuicio extraordinario al señor Rezaian en los últimos 14 meses. Pero entre más tiempo lo retenga, más daño hará a su propia posición internacional", señaló el Post.

Ayer un tribunal de Irán declaró culpable de espionaje a Rezaian, por lo que podría enfrentar una pena de entre 10 y 20 años de cárcel.

El periodista, quien fue detenido el 22 de julio de 2014 junto a su esposa y un amigo, fue juzgado por un Tribunal Revolucionario, una corte especial que se ocupa de casos delicados como los relacionados con la seguridad nacional.

Rezaian, de 39 años de edad y nacido en California, Estados Unidos, fue acusado de recolectar información confidencial y de transmitirla a gobiernos hostiles y de actuar contra la seguridad nacional.

Su juicio iniciado hace meses a puerta cerrada ha sido ampliamente criticado por el gobierno de Estados Unidos y organizaciones que defienden la libertad de prensa.

El director ejecutivo del Post, Martin Baron, calificó el veredicto de culpabilidad como una "injusticia escandalosa". "Irán se ha comportado de una manera irresponsable a lo largo de este caso", afirmó.

"Pero nunca fue más evidente que con esta decisión indefendible de una corte revolucionaria de culpar a un periodista inocente de crímenes serios en procesos judiciales secretos y sin ninguna evidencia de conducta inapropiada", remató Baron.

Rezaian, quien tiene la nacionalidad iraní y la estadunidense, cuenta con un plazo de 20 días para presentar una apelación a su condena.