Protección Civil pide a Cenapred supervisar deslave en Guerrero

El Secretario de Protección Civil de Guerrero, Raúl Miliani Sabido solicito al Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) el envió de geólogos para supervisar una zona inestable que sufrió un deslave.

La zona presenta 22 viviendas dañadas así como una iglesia en la en la comunidad de San Pedro Huitzapula Norte del municipio de Atlixtac en la región Montaña.

En entrevista vía telefónica con Notimex, el funcionario estatal informó que hasta el momento hay 69 damnificados, adultos y niños, en el refugio temporal que es atendido por el ejército, salud estatal, IMSS-Progresa, personal del municipio y Protección Civil del estado.

Informó también que la escuela primaria Aquiles Serdán se habilit como refugio temporal y durante el lunes, trabajadores del IMSS dieron 50 consultas por temperatura, resfriado y malestar estomacal.

Una niña de siete años de edad de nombre Valentina Pacheco de la comunidad de Huitzapula que habita en el refugio fue trasladada de urgencia al hospital comunitario del municipio de Zapotitlán Tablas al sufrir traumatismo luego de caerse de un burro cuando se dirigía a la parcela acompañada de su padre.

Miliani Sabido, dijo que el deslave de nueve hectáreas destruyó 22 casas y 41 se encuentran en alto riesgo, por lo que no pueden ser habitadas y siendo necesaria la reubicación.

La zona de deslave está acordonada porque continúa el riesgo de deslizarse en cualquier momento.

Dio a conocer que solicitó a Cenapred el envío de geólogos así como a la Universidad Autónoma de Guerrero para que realicen un análisis puntual del riesgo que hay en esa zona donde ocurrió el deslave.

El titular de Protección Civil recomendó la reubicación de las familias que habitan en la colonia Montes Sinai, donde todos hablan Tlapaneco y sólo una familia habla castellano.

"Lo que sí es obligatorio es la reubicación de las casas que se perdieron, que son 22 casas se tienen que reconstruir en otro lado... Se mantiene la vigilancia y no nos podemos mover de ahí hasta que las familias estén ya salvaguardadas e incluso explorar la posibilidad de provocar que el deslave que ya termine, es decir, a lo mejor que pierda menos estabilidad y se deslice la tierra de una vez porque si no nos va agarrar de sorpresa", aseguró el funcionario.