Pondera cuentista a la palabra en tiempos de redes sociales

A pesar de las nuevas tecnologías y la proliferación de redes sociales, aún existen personas que desean escuchar la narración de viva voz del otro, aseguró la narradora oral escénica y cuentista Vivianne Thirion.

Entrevistada previo a la sesión final del taller "Atrévete a contar cuentos", en el Palacio de Minería de esta capital, la promotora de la narración oral en México sostuvo que en estos tiempos donde las redes sociales son la novedad, "existen personas que apuestan por algo más humano como es la narración".

Convencida de que en la actualidad, existe un "boom" de narradores orales, como una manera de contrarrestar un poco este aparente aislamiento o comunicación mediatizada que se hace a través de las redes sociales y medios de comunicación, que no se da directamente de persona a persona, sino mediada por las tecnologías.

En cuanto al público, hay un fenómeno similar al encontrarse la posibilidad de crear, de ser creadores junto con el orador, de darle rienda suelta a su imaginación creativa", dijo la narradora a Notimex.

Y es que para Vivianne Thirion, las nuevas tencologías tienen sus funciones y alcances, pero "lo que no está bien, es dejar fuera a otras manifestaciones o el irse a los extremos".

En la última sesión de este ciclo que inició este fin de semana, la cuentista junto con alumnos graduados del taller "Atrévete a contar cuentos", ofrecieron una sesión a los asistentes en el Auditorio Bernardo Quintana del Palacio de Minería.

Con "Mitos y Leyendas de América" dos géneros de la oralidad y que anteceden a la literatura, Thirion y sus alumnos contaron mitos de la cultura maya y leyendas mexicas a un público que quedó complacido.

"Se trata de un ciclo de presentaciones de alumnos del taller, estamos "graduándolos", por decirlo de una manera, contando con público", dijo la cuentista para quien "cada vez hay más gente que se involucra en los talleres para bien y para mal, porque se acercan muchos y pocos son los escogidos, los que realmente encuentran en este oficio una alternativa de expresión".

Muchos, agregó, hacen el taller y algunos se enamoran de este quehacer y continúan trabajando.

Organizado por la Asociación Mexicana de Narradores Orales Escénicos (Amena), el ciclo concluyó de esta manera sus actividades y retomará su actividad en enero del 2016.