Pide obispo Arizmendi a maestros sindicalizados luchar por mejoras

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel expresó sus esperanzas porque la nueva directiva de la Sección VII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), recientemente elegida, luche por las mejoras gremiales.

Ello, dijo en entrevista, "sin olvidar el verdadero espíritu de lo que implica tener un cargo, que es el servicio y no el poder".

Al concluir la misa dominical, también expresó sus deseos porque todas las renovaciones de las secciones se hagan en paz, "porque lo que más nos preocupa es la violencia por la lucha por el poder".

Afirmó que el poder no es un fin absoluto, es para servir, "si alguien adquiere un cargo es para servir a la comunidad, no es para que se beneficie ni para poder subir a otros cargos", consideró.

"No es dable buscar el poder por el poder mismo, ni para estar siempre buscando cargos", continuó.

Afirmó que el Papa Francisco "nos ha insistido mucho en olvidar el carrerismo, es decir, que no se sirva nada más para ir ascendiendo, pues los cargos no son para ejercer el poder sino para servir. Jesucristo nos enseñó el servicio como algo fundamental".

Insistió en que haya armonía entre todos, "que puedan mejorar en su formación, en la situación salarial, pero lo que se requiere es que se mejore el servicio a la juventud, es el criterio fundamental no es cuanto gano, sino cuanto sirvo".