México alista el desarrollo de satélites propios

En tres años, México buscará desarrollar por sí solo pequeños satélites para el monitoreo del territorio nacional y en 15 años para telecomunicaciones, aseguró el director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), Javier Mendieta Jiménez.

En entrevista con Notimex, previó que en ese lapso, México desarrollará satélites pequeños para el monitoreo del territorio; satélites de entre 10 y 100 kilogramos.

"En un horizonte de 15 años, ya vamos a desarrollar satélites de telecomunicaciones, que son más grandes, que están en órbita superiores, sujetos a un ambiente espacial más agresivo", estimó.

De acuerdo con Mendieta Jiménez, la AEM cuenta con tres líneas de acción: la primera tiene que ver con las telecomunicaciones vía satélite, donde el Estado ha hecho las mayores inversiones de manera directa y donde la institución que encabeza apoya en el desarrollo de sistemas satelitales terrestres, métodos de recepción y transmisión de señal.

Además, indicó, la agencia también aporta en la generación de contenidos, principalmente en español, para educación y salud a distancia; telesalud o ciber salud, así como contenido para gobierno electrónico.

El segundo gran tema es el monitoreo del territorio para desastres naturales, donde trabaja en un sistema de alerta temprana, para prevenir e incluso predecir algunas eventos climatológicos, deslizamientos de tierra, huracanes, incendios forestales, maremotos, vulcanismo, derrames petroleros, contaminación, entre otros.

"Éste es un tema muy importante, porque aquí intercepta varias cosas, el uso del información existente por la comunidad, ahí tenemos proyectos muy importantes con muchas agencias", apuntó.

Entre esos planes se incluye recibir señales de satélites de otros países y después algunas otras, en coordinación con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), con las entidades de seguridad nacional y de Protección Civil.

Javier Mendieta detalló que el tercer tema es algo muy temático de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT); tiene que ver con el GPS y sistemas como el posicionamiento y navegación global, denominado GNSS.

Esta tecnología, subrayó, impulsará aplicaciones sin precedentes para el transporte de bienes y personas, ya sea de forma terrestre, marítima aérea y el futuro transporte especial, donde México buscará ser un actor importante.

A decir del director de la AEM, los paradigmas y la economía del espacio están cambiando, ya que actualmente se requieren más satélites, más antenas, centros de control; situación que muchas naciones aprovechan y donde México tiene "la gran oportunidad de subirse a la ola".

El espacio es un motor de desarrollo económico y de progreso sin precedente en la historia, el cual sirve como un gran sistema de información para telecomunicaciones; es la base de las imágenes para el monitoreo del territorio e incluso para el aprovechamiento de los datos provenientes del GPS, abundó.

En este contexto, consideró que el espacio es un actor muy importante en las reformas emprendidas por el gobierno federal; en materia educativa, permite llevar la enseñanza a comunidades aisladas o servicios de salud vía satélite.

Respecto al tema energético, refiere que desde el espacio se pueden explorar campos geotérmicos, regiones de alta insolación, de alta potencialidad eólica.

Mendieta Jiménez resaltó que en la industria aeroespacial mexicana hay una transición muy clara hacia lo espacial, de hacer aviones a construir satélites; de turbinas de avión a crear cohetes lanzadores, derivado de que varias empresas establecidas han propiciado las inversiones en el sector.