Bomberos y Protección civil se suman al retiro de sargazo en Cozumel

Personal de la Dirección de Protección Civil y Bomberos se sumó a las acciones de limpieza de playas de la isla por el arribo de sargazo.

Esta tarea la llevan a cabo las direcciones de la Zona Federal Marítimo y Terrestre (Zofemat), Ecología, Seguridad Pública, Servicios Públicos, así como el personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), estudiantes del nivel medio superior, grupos voluntarios y el sindicato de volqueteros "Vicente Guerrero".

El comandante de Bomberos, Alberto May Borges, señaló que la Dirección de Protección Civil y Bomberos colabora en los diferentes programas en beneficio de la isla, donde la limpieza de playas por el constante recale de sargazo no es la excepción.

Destacó la coordinación con otras dependencias y grupos voluntarios en el retiro de este material marino que de forma atípica invaden las costas de Cozumel; el trabajo se efectúa de 7:00 a 14:00 horas, donde colaboran 15 elementos de esa instancia municipal.

Por su parte, el director de la Zofemat, Julio Dzay Aguilar, detalló que en esta acción la prioridad es limpiar la parte frontal de Cozumel, el corredor donde transitan los visitantes y habitantes de la isla, desde el Monumento al Mestizaje hasta la Explanada de la Bandera.

Detalló que del lunes 5 de octubre a la fecha, la brigada retiró alrededor de 250 metros cúbicos de sargazo, en el que han encontrado algunas especies marinas como pulpos y peces, que quedaron varadas al atorarse en las ramas de esas plantas.

Dzay Aguilar mencionó que este año es atípico con la llegada continua del sargazo a la isla, fenómeno que ya estudian expertos en la materia, a través de un programa federal para determinar su procedencia, y prevenir que continúe invadiendo las costas de Quintana Roo.

Invitó a la ciudadanía a apoyar este tipo de acciones para mantener en perfectas condiciones las playas de Cozumel, a través de su integración en los grupos voluntarios para labores de limpieza, y evitar dejar sus desechos sólidos en las costas de la isla.