Reforma hacendaria cumple con objetivos: Videgaray

La reforma hacendaria está cumpliendo con sus primeros propósitos, en particular el de proteger la estabilidad macroeconómica, de acuerdo con cifras de organismos autónomos, resaltó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Durante su comparecencia ante el pleno del Senado de la República con motivo del análisis del Tercer Informe de Gobierno y de la propuesta de paquete económico para 2016, dijo que la reforma hacendaria es "polémica", como en todo el mundo.

En respuesta a los cuestionamientos de los legisladores, recordó que la reforma entró en vigor en 2014, al mismo tiempo que ocurrían otros eventos que afectan las variables de la economía mexicana.

"No todos los datos, ni positivos ni negativos, son atribuibles específicamente a la política tributaria", argumentó en respuesta a los supuestos efectos de la reforma hacendaria planteados por algunos senadores, en una sesión que se prolongó cuatro horas y media.

Sostuvo que la reforma hacendaria ha cumplido sus primeros objetivos, como fortalecer la capacidad del Estado para cumplir con sus obligaciones, al bajar la dependencia de los ingresos petroleros, que pasaron de representar 39 por ciento a sólo 18 por ciento en la primera mitad de este año.

Además, los ingresos tributarios están ya en máximo histórico, al superar por primera vez 13 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y entre 2012 y 2014 disminuyó la desigualdad, medida por la distribución del ingreso.

Sostuvo que la economía no ha perdido dinamismo por la reforma, pues creció más en 2014, primer año de su aplicación, respecto a 2013, y también eleva el consumo, la inversión del sector privado y la generación de empleos, según datos de organismo autónomos como el INEGI y el Banco de México, y no del Ejecutivo federal.

La reforma hacendaria está teniendo resultados alentadores, específicamente en la ampliación de la base de contribuyentes, pues ahora hay 11.5 millones más o 30 por ciento superior respecto al inicio de esta administración.

"Hoy podemos argumentar de manera clara, con cifras de terceros, que la reforma hacendaria está cumpliendo con sus primeros propósitos, particularmente proteger la estabilidad macroeconómica", subrayó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ante diversas peticiones de los legisladores para revertir la homologación del IVA en la zona fronteriza, afirmó que el análisis de la decisión, a año y medio de su aplicación, muestra que la tasa diferencial no beneficiaba al consumidor, pues contrario a lo que se afirma, en esa región el crecimiento económico ha sido mayor y la inflación menor.

El secretario de Hacienda aclaró además que el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2016 no propone ninguna disminución en el gasto educativo; al contrario, éste aumentaría 1.8 por ciento y, en particular, subiría 1.2 por ciento en educación básica.

Reconoció que aunque hay avances en el sistema de seguridad social, luego de las reformas en la materia de los últimos años, "es un hecho que hoy todavía no tenemos un régimen de social completo", que asegure una pensión digna y evite problemas de sustentabilidad en las finanzas públicas.

Sobre el gasto en salud, el funcionario se comprometió a revisar las partidas que hayan sido reducidas a la Secretaría de Salud o cualquier otra instancia de este ramo, para restituir los proyectos de cualquier programa dirigido a proteger a los mexicanos.

Por otra parte, refirió que en el paquete económico para 2016 el Ejecutivo estimó una cotización para el tipo de cambio de 15.9 pesos por dólar.

Sin embargo, subrayó que esta proyección debe ser "la más precisa y la más confiable" que se tenga al aprobar la Ley de Ingresos, para lo cual la Cámara de Diputados tiene hasta este 20 de octubre y el Senado el 30 de este mes.

Advirtió que las circunstancias han cambiado desde el pasado 8 de septiembre, cuando se presentó la propuesta de paquete económico, particularmente en el entorno internacional, por lo cual "sería correcto, responsable un ajuste".

Cualquier estimación más alta del valor del dólar frente al peso beneficia a los ingresos públicos y, por ello, "la recomendación prudencial es tener una estimación conservadora del tipo de cambio", consideró el secretario de Hacienda.