Advierten de riesgo por consumir aflatoxinas en alimentos

Las aflatoxinas se han convertido en las sustancias cancerígenas más comunes en alimentos de consumo diario como leche, cereales, oleaginosas y chile, por lo que es necesario un programa para evitar que los alimentos las contengan.

La especialista en micotoxinas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Magda Carvajal Moreno, insistió en que las aflatoxinas "son los cancerígenos más frecuentes que estamos comiendo en leche, cereales, oleaginosas como cacahuates, pistaches, nueces, en chile, huevos y todos los productos lácteos.

"Se van acumulando durante muchos años y luego se desarrollan diversos tipos de cáncer según la predisposición familiar que tenga la persona", señaló tras participar en el XI Congreso Nacional de Micología que se desarrolla en esta capital.

Enfatizó que las aflatoxinas "se obtienen de los alimentos como chiles, maíz y si está contaminado este grano, pasa a la carne: están tanto en el campo como en el suelo, las esporas del hongo en el aire, en todos lados".

Indicó que una investigación desarrollada por la especialistas estableció que el cáncer del hígado es el más asociado a las aflatoxinas, pero en el cáncer cervicouterino se han encontrado dos sustancias asociadas: aflatoxinas y papiloma humano.

Dijo que los niños entre cero a seis meses con alimentación al 100 por ciento de leche, también se han visto afectados, en especial cuando la madre suele consumir pistaches, nueces, cacahuates y tortillas, alimentos que contienen aflatoxinas y que pasan a través de la leche materna al menor.

Añadió que como ejemplo se encuentra Estados Unidos cuya población es alta consumidora de quesos, muchos de los cuales son elaborados con leche de vacas que han consumido alimentos de mala calidad y con ello está la toxina.

Insistió en que chiles, maíz, sorgo y arroz son los más contaminados con aflatoxinas y pruebas establecieron que "todos los pistaches", así como 80 por ciento de nueces y el 95 por ciento de los cacahuates", y una de cada cinco tortillas de maíz, lo contienen.

Reveló que el consumo de frutas y verduras es la mejor manera de evitar este tipo de problemática asociadas al cáncer.

"Necesitamos que las autoridades chequen los alimentos y se vea qué contienen, si tienen este hongo natural que es el más frecuente de todos, es el más común de todos y lo estamos comiendo en cereales, en el desayuno" , sostuvo.

Por el contrario señaló que el pan carece de aflatoxinas, además de que un estudio determinó que lo mismo pasa con las fórmulas lácteas.