Congreso Internacional de Nixtamalización reconoce a científico

Con un reconocimiento al legado del científico guatemalteco, Ricardo Bressani Castignoli, inició hoy en esta ciudad el Sexto Congreso Internacional de Nixtamalización, en el que participan investigadores de México y América Latina.

El secretario General Académico de la Universidad de Sonora (Unison), Enrique Velázquez Contreras, inauguró las actividades que incluyen cuatro conferencias magistrales, 23 ponencias orales y 53 presentaciones científicas en cartel, entre otras.

Destacó la importancia de continuar e impulsar la investigación sobre el maíz, elemento imprescindible de la alimentación mexicana, aun cuando ha existido desde antes de que México fuera un país independiente.

Dijo que la Universidad de Sonora, con sus investigadores, es reconocida ampliamente por la calidad y cantidad de investigaciones que se realizan en esta temática en el ámbito de conocimientos básicos y de procesos tecnológicos.

El maíz es base en la dieta de México y otros países de Latinoamérica y su relevancia aumentará por la penetración de la comida mexicana hacia Estados Unidos y a nivel mundial.

Por su parte, el presidente del comité organizador, Benjamín Ramírez Wong, señaló que la nixtamalización es una de las formas básicas de procesar el maíz en todo el mundo y en el congreso intercambiarán nuevos conocimientos y avances en la materia.

Expuso que además de la actividad académica, el Sexto Congreso Internacional de Nixtamalización será el marco de entrega del Premio Yum Kaax, que significa "Dios de maíz" en lengua maya, al investigador que desarrolló en forma sobresaliente el conocimiento del proceso de nixtamalización en los últimos dos años.

Bressani Castignoli nació en la ciudad de Guatemala el 28 de septiembre de 1926 y falleció el 31 de enero del presente año. Era licenciado en Química por la University of Dayton Ohio, con maestría en Iowa State University y doctorado en bioquímica en Purdue University, Indiana.

Sus primeros trabajos versaron sobre el valor nutritivo del maíz y realizó una profunda investigación la nixtamalización en tortillas y otros productos, ligados con la producción industrial y las mejoras nutritivas de dicho cereal.

Sus mayores aportes fueron en la lucha contra la desnutrición en los países centroamericanos, creando harinas nutricionales y alimentos enriquecidos como la Incaparina, la Vitatol y la Bienestarina.

Creó una galleta nutricional que fue implementada en programas de alimentación escolar en varios países de istmo centroamericano.