Nuevas reglas en EUA buscan proteger a agricultores inmigrantes

Los casos de tres niños de padres mexicanos agricultores del sur de Florida, que sufren defectos de nacimiento por exposición a pesticidas, son sólo un ejemplo de las malas condiciones en las que trabajan los campesinos en la entidad.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos anunció esta semana nuevas reglas para actualizar un sistema de protección que se había mantenido por décadas sin cambios significativos para los casi dos millones de trabajadores del campo estadunidense.

Elvira Carbajal, dirigente de la Asociación Campesina de la Florida, al sur de Miami, dijo que si bien "los cambios son buenos y aún falta que se apliquen, todavía falta mucho por hacer para que los trabajadores del campo estén bien protegidos".

"Hemos tenido el caso de una señora de 42 años que por estar expuesta a pesticidas ha tenido problemas de salud muy serios; los riñones no le funcionan y la vista de un ojo la ha perdido", denunció la activista, originaria del central estado de Michoacán.

Otros tres casos documentados por esta asociación, ocurridos durante las últimas dos décadas, son los de dos jóvenes hijos de padres campesinos que nacieron sin una parte de la columna vertebral y otro que nació sin una de sus extremidades superiores completa.

Angelina Cortés, que durante años trabajó en el campo, señaló a Notimex que su nieta Viridiana Cortés nació sin una parte de la columna, después de que su nuera y su hijo estuvieron expuestos a pesticidas cuando trabajaron en el campo de South Dade.

Cortés, también de Michoacán, señaló que en esa época ellos vivían dentro del campo agrícola en el que se rociaban pesticidas para la cosecha del tomate, la papa y el maíz.

Levi Torres, coordinador de Derechos Laborales del grupo defensor de los inmigrantes "We Count", elogió las nuevas reglas y dijo que hace falta capacitación de los campesinos para que sepan a lo que están expuestos cuando entran a una plantación en donde hay pesticidas.

"En la actualidad están saliendo muchas personas contaminadas y es un problema grave porque los mismos hospitales no dan un dictamen preciso de estas personas que son afectadas por los pesticidas", sostuvo el activista de We Count, grupo que informa a los campesinos sobre las consecuencias de los pesticidas.

"En nuestra área del sur de Florida tenemos aproximadamente de 10 mil a 15 mil trabajadores agrícolas y viven en un estado de alerta porque pueden ser contaminados casi a diario", apuntó.

En Florida existen unos 300 mil trabajadores agrícolas, según la Asociación Campesina, la mayoría mexicanos y guatemaltecos.

Regularmente, el tipo de violaciones que se producen son por no mantener alejados a los trabajadores del campo por un tiempo adecuado después de usar los químicos.

Así como fallas por carecer del equipo adecuado de protección y por no llevar un control sobre las fechas en que los químicos son utilizados, de acuerdo con la firma de abogados Parker and Waichman.

La EPA estima que entre 10 mil y 20 mil trabajadores del campo son víctimas de envenenamiento por los efectos del uso de pesticidas en los campos agrícolas del país.

Bajo las nuevas reglas los trabajadores agrícolas tienen que ser capacitados cada año -en vez de cada cinco como antes- sobre la seguridad laboral para evitar la exposición a los pesticidas y se debe prohibir que menores de 18 años apliquen esos productos.

Además se deben colocar letreros de "PROHIBIDA LA ENTRADA", cuando se utilicen pesticidas peligrosos hasta que se cumpla un plazo de tiempo seguro y no se pueden aplicar estos productos si hay trabajadores agrícolas u otras personas cerca de las granjas.

Los trabajadores o sus representantes podrán tener acceso a información o a los expedientes -que ahora tienen que conservarse por dos años- y se emitieron nuevas reglas para evitar represalias laborales contra empleados que presenten denuncias.