Equilibrio en mis capacidades, mi mejor carta: Laclette San Román

Tras señalar que entre los 16 candidatos a dirigir la UNAM existen muy buenos perfiles, Juan Pedro Laclette San Román, uno de los aspirantes, dijo que entre sus mejores cartas está el equilibrio en sus capacidades.

"He tenido una carrera exitosa como académico, como académico administrativo, como directivo y fuera de la máxima casa de estudios", sostuvo el ex director del Instituto de Investigaciones Biomédicas y ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

En entrevista con Notimex, resaltó sus dotes para cabildear temas tales como el presupuesto.

Expuso que los candidatos a ocupar el cargo deben esforzarse no sólo por presentar sus planes de trabajo sino por invitar a la comunidad universitaria a que se manifieste ante la Junta de Gobierno, que será la que decida, para que le externe sus opiniones al respecto de las áreas de mejora que tiene la Universidad para el futuro cercano.

El científico, quien ya empezó a recorrer los Institutos dentro de Ciudad Universitaria y mañana lo hará en Morelos, consideró que México atraviesa un momento de crisis moral y dijo que una de sus más acabadas instituciones, la UNAM, debe de estar con la sociedad.

Expuso que su programa de trabajo, titulado "Volcarse a la sociedad", pone mucho énfasis en los servicios que ofrece la UNAM en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y el país en general.

A través de 11 ejes temáticos invita a mantener la inclusión social de la sociedad, que incluye el tema del acceso al bachillerato; del paso reglamentado a las licenciaturas; del posgrado; "hay que mantener esta apertura y acceso amplio", comentó.

La UNAM, la institución que más lugares ofrece a jóvenes del país, debe entregar con mucha mayor intensidad sus capacidades científicas, humanistas y culturales hacia afuera.

Para Laclette es importante insistir en algunos temas que pudieron lograrse en la presente administración, como darle a la educación media superior nuevos planes de estudio. "Muchas cosas en la vida no se logran a la primera o a la segunda ocasión. Intentémoslo una vez más.

"El bachillerato es crucial. Ha mejorado, pero lo podemos innovar. Existen métodos de enseñanza que no tienen simplemente que ver con las clases frente a grupo. Hay otras formas, como traer a los mejores investigadores de la UNAM a platicar con los jóvenes, o llevarlos a sus laboratorios.

"A lo que me refiero es a intercomunicar nuestro sistema del bachillerato con el resto de la UNAM", puntualizó.