Rafael Inclán destaca la importancia de la familia en su nuevo filme

El primer actor Rafael Inclán será un pistolero en la nueva película del director Armando Casas "Familia Gang", que se estrenará en los cines mexicanos el próximo 9 de octubre.

En este rol estelar, el histrión será "Topillero", quien siempre ha vivido fuera de la ley, pero que "no es un narco enorme, es un malhechor que se alquila a sueldo y que por alguna situación deja a su familia, la pierde y le afecta muchísimo", declaró en entrevista con Notimex.

Pero de pronto, dijo, este personaje por situaciones de la vida, vuelve a encontrar a su mujer y a su hijo, quienes lo odian mucho, por el fuerte abandono y a partir de ahí se explican las demás historias que tiene la familia.

Para prepararse, Inclán expuso que trató de tener empatía con este papel, así como obedecer las indicaciones del director y en ocasiones dar su punto de vista.

"Hay que obedecer lo que el director diga, pues él es quien tiene una idea más precisa de la historia, entonces uno como actor hay que decir 'yo opino esto, usted dígame qué necesita' y ahí te pones de acuerdo para trabajar", aseveró.

Lo único complicado para hacer este largometraje de comedia negra, fue precisamente acomodar sus compromisos laborales, señaló Inclán, ya que continúa dando funciones en la obra de teatro "Made in México", luego de dos años y medio en cartelera.

"La producción de la cinta me dio las facilidades para cumplir con los pendientes, me entendí muy bien con el director y mis compañeros", subrayó.

Para pulir la actitud de un "gangster", el actor dijo que tuvo que analizar diferentes personalidades para aplicarla a este proyecto, cuyo mensaje principal, para él, es la importancia de la familia y cómo es capaz de hacer muchas cosas para mantenerse unida.

Por otro lado, adelantó que acaba de terminar de grabar otro filme titulado "Vive por mí", historia que se centra en el trasplante de órganos y en la que hizo una participación especial.