Acuerdo Transpacífico revitalizará industria azucarera

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) y la reforma energética ayudarán a superar las crisis que atravesó durante los últimos tres años la industria azucarera, con una caída de hasta 40 por ciento en los precios.

El dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana, Adrián Sánchez Vargas, señaló que celebran la conclusión de las negociaciones de dicho acuerdo, pues la agroindustria fue uno de los capítulos más favorecidos.

"Celebramos el acuerdo del TPP porque nos encontramos con que, gracias a la destacada participación de la Secretaría de Economía, se va a poder seguir exportando azúcar a Estados Unidos, el mejor mercado del mundo para nuestro producto", dijo en conferencia de prensa.

Sánchez Vargas refirió que la producción de azúcar en México es de seis millones de toneladas anuales, mientras que el consumo nacional es de cuatro millones 200 mil toneladas, lo que deja un excedente de un millón 500 mil toneladas para la exportación.

Abundó que de dicha cifra, aproximadamente 70 por ciento está protegido para el mercado estadounidense, sin embargo, con el TPP se abren nuevos mercados y, dado el repunte en el precio internacional del producto, las expectativas son de una gran mejora para la industria.

Y es que los empresarios y productores azucareros vienen saliendo de la peor crisis que han padecido en los últimos años, la cual puso en riesgo las fuentes de trabajo, inversiones, así como mejoras en las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

Por lo que, refirió, el sindicato y los empleadores azucareros optaron por el diálogo social con las autoridades del país, para superar temas como el dumping, lo que permitió conservar toda la plantilla laboral y evitar el cierre de las fuentes de trabajo.

Asimismo, dijo que han soportado la "satanización" del azúcar, que asocia directamente al endulzante con problemas de obesidad y diabetes, lo cual no es real, pues el incremento de esos padecimientos es reciente y el azúcar tiene cientos de años consumiéndose.

Por otra parte, el dirigente sindical señaló que la reforma energética también está contribuyendo a revitalizar la industria azucarera, dado que se crearon condiciones favorables para la cogeneración de energía eléctrica, que será más limpia, sustentable y barata.

También se está proyectando la producción de biocombustibles para vehículos automotores, como el etanol, lo que impulsará la producción, generará más empleos y contribuirá a emitir menos gases contaminantes al medio ambiente.