Pumas CU rechaza exceso de confianza para el clásico nacional

Sin caer en el exceso de confianza, el equipo de Pumas CU se prepara con sus mejores armas para el clásico nacional ante Burros Blancos, al cual recibirán este sábado en el estadio Olímpico Universitario.

Una derrota ante las Águilas de la Autónoma de Chihuahua le sirvió al bicampeón para despabilarse y centrarse en la temporada, por lo que después de esa dura lección aprendida saben que no hay que dar a ningún rival oportunidad.

La paternidad "auriazul" está patente en la últimas temporada, pero ellos no se ven favoritos, más aún cuando es el juego que más pasión despierta, por lo que lo hecho hasta ahora por el Politécnico, que llega con marca de 2-2, es un parámetro poco fiable.

"No es el Burros Blancos que perdió ante Auténtico Tigres, este equipo tiene otro nivel y yo sé que en este partido no nos será nada fácil. Ellos vienen jugando año con año mejor", señaló el coach Raúl Rivera, en conferencia de prensa.

Agregó que "para esta ocasión esperamos un equipo comprometido, determinado a la victoria, que se juega sus últimas oportunidades de playoffs".

Explicó que además de la final, la cual es un premio al esfuerzo si se hace bien toda la temporada, este es el juego para el que se preparan sus muchachos todo el año por la rivalidad deportiva que existe dentro del campo, por lo que no se ven como favoritos.

"Ahora mismo no hay nada definido con el nuevo formato de la liga, estamos en la jornada cinco a sólo tres juegos de terminar y 11 equipos pelean ocho lugares. Todo es muy parejo y el clásico es uno de los juegos que rompen quinielas, nada está escrito por que todos saldrán a dar lo mejor", resaltó.

Expuso que este juego genera mucha pasión en las dos aficiones, pero como juego todo se queda dentro del campo, así que vislumbra el sábado más allá del resultado, como un fiesta deportiva familiar en la cual hace varios años que se vive alejada de cualquier tipo de violencia.

Para Pumas CU, este es un juego de vital importancia, pues luego de perder con Chihuahua, podría poner en juego su localía, en caso de una nueva derrota, pensando en la postemporada.

Señaló que el encuentro es clave en sus aspiraciones de refrendar la corona, pues tiene un calendario complicado ya que además de Burros falta Tigres y cierra con Águilas Blancas.