Ven necesario que COP21 logre acuerdo ambicioso ante cambio climático

El objetivo de la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP21) es lograr un acuerdo ambicioso, universal y jurídicamente vinculante a fin de dar una respuesta más tangible para mitigar los efectos del cambio climático.

En ese sentido se manifestó la embajadora de Francia en México, Maryse Bossière, al presidir la inauguración del seminario "Mexico, América central y El Caribe frente al cambio Climático. Hacia la COP21", en el Instituto Francés de América Latina (IFAL).

La diplomática destacó que desde la firma de los Derechos Humanos en 1948 París no había tenido un acto de la magnitud que tendrá la COP21, en el que se definirá el acuerdo que ayudará al mundo a hacer frente a un reto difícil como el cambio climático.

Reconoció que se ha avanzado en la materia, pero quedan muchas cosas por hacer, por lo que hoy más que nunca se necesita un impulso político muy fuerte para que en diciembre se alcance un acuerdo que indique el camino del cambio a seguir en los próximos años.

"Es, evidentemente, un reto difícil ya que los compromisos anteriores no han sido suficientes para detener o impedir que se acelerara el cambio climático", subrayó la representante de Francia.

Confió, no obstante, en que ahora las condiciones pueden estar reunidas pues por las catástrofes se puede ver que hay un consenso internacional en el que se evidencia que el cambio climático es una realidad y afectará de forma dramática si no se hace nada.

Maryse Bossière expuso que, a diferencia de hace 15 años en que comenzó a abordarse el tema, las soluciones tecnológicas que existen ahora permiten plantear soluciones más alcanzables, gracias a que esas tecnologías son más económicas y accesibles y, por lo mismo, representan una oportunidad de crecimiento.

Se ha reforzado también la voluntad política en todo el mundo, por lo que hoy se movilizan las empresas, las asociaciones y las ciudades, cada uno en su espacio y con su responsabilidad propia.

Destacó que hasta el momento muchos países ya han sometido sus Contribuciones Previstas y Determinadas Nacionalmente (iNDC) a la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático.

Por lo mismo, dijo, hoy se tienen 119 contribuciones representando a 147 países de 196, y que significan 85 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI).

En su oportunidad el embajador de la delegación de la Unión Europea en México, Andrew Standley, destacó que el mundo se encuentra en un momento crucial en el que todas las esperanzas están puestas en París, ya que es la última oportunidad de un compromiso vinculante.

Por ello insistió en que la COP21 tiene que ser exitosa y representar un paso adelante contra el cambio climático, donde México se ha convertido en ejemplo entre los países emergentes.

Desde luego advirtió que aunque se logre un acuerdo en París "estaremos sólo al principio de un largo camino de un modelo económico sustentable y social".

Recordó que en la Unión Europea se apuesta a "un modelo económico alternativo con una economía verde o circular", en el que la misma sociedad ya demanda que se tomen medidas serias y está dispuesta a colaborar de manera más responsable en el uso de energías limpias y bajo políticas de consumo y producción sostenible.