Drew Brees y Philip Rivers se llevan los honores de semana 4 de NFL

Los mariscales de campo Drew Brees, de Santos de Nueva Orleans, y Philip Rivers, de Cargadores de San Diego, encabezaron los premios a lo más destacado tras la cuarta semana de acción en la temporada 2015 de NFL.

El domingo por la noche, el egresado de la Universidad Purdue comandó a los suyos al triunfo en tiempo extra 26-20 sobre Vaqueros de Dallas, ante más de 73 mil aficionados que se dieron cita en el Mercedes-Benz Superdome para atestiguar un par de hazañas por parte de su pasador.

Por un lado lanzó su pase de anotación 400, justo con el cual Santos consiguió su primera alegría de la campaña, en una jugada de 80 yardas con el corredor C.J. Spiller; así pues, Brees fue el quinto quarterback que alcanza esta cifra, sólo detrás de Peyton Manning, Brett Favre, Dan Marino y Tom Brady.

Aunado a esto, durante el primer capítulo llegó a los cinco mil pases en su trayectoria, logro que sólo comparte con Favre y Manning; datos suficientes para ser distinguido como el ofensivo de la jornada en la Conferencia Nacional (NFC).

En ese mismo departamento, pero en el circuito Americano (AFC), fue elegido Rivers, quien se destapó con tres disparos a las diagonales para guiar a los "Bolts" a la sufrida victoria 30-27 ante Cafés de Cleveland, en duelo celebrado en el Qualcomm Stadium.

El reclutado en la primera ronda del draft 2004 acumuló 358 yardas, completó 23 tiros de 38 posibles y, en especial, orquestó una estupenda serie en los últimos dos minutos del duelo, que finalizó en su favor a través de un gol de campo.

Asimismo, el producto de la Universidad Estatal de Carolina del Norte ostenta 40 partidos con al menos tres tiros a la zona prometida y siete galardones como jugador de la semana, segunda cifra más alta en la franquicia, detrás de la decena de reconocimientos cosechados por el corredor La Dainian Tomlinson.

En el aspecto defensivo, en la NFC sobresalió el esquinero Josh Norman, de Panteras de Carolina, gracias a sus dos intercepciones (una de ellas terminó en anotación), tres pases defendidos y cuatro tackleadas como colaboración para vencer 37-23 a Bucaneros de Tampa Bay.

A su vez el profundo T.J. Ward, de Broncos de Denver, resultó ganador defensivo en la AFC ya que provocó un balón suelto a 35 segundos del final, el cual fue determinante para frenar a Vikingos de Minnesota, que pretendía remontar el 23-20 con el cual se alzaron los de la Milla Alta.

En las labores de equipos especiales, la NFL designó al pateador de Osos de Chicago, Robbie Gould, como el mejor en el "viejo circuito", en tanto su homólogo Justin Tucker, de Cuervos de Baltimore, brilló por la Americana.