Atentados contra judíos agrava tensión palestino-isarelí

Una serie de apuñalamientos de colonos palestinos contra judíos sacudieron hoy la Ribera Occidental y la Vieja Ciudad de Jerusalén, agravando la tensión palestino-israelí, que amenza con una tercera intifada palestina.

En un espacio de unas pocas horas tres apuñalamientos se registraron a lo largo de este miércoles, tras una ola de nuevos enfrentamientos entre colonos judíos y soldados isarelíes en varios puntos de la ocupada Cirjordania, que, según fuentes médicas, dejaron 18 heridos.

Un joven palestino fue abatido a tiros la tarde de este miércoles por las Fuerzas de Seguridad israelíes, luego de apuñalar y arrebatar su arma a un soldado judío y refugiarse en una zona residencial del distrito de Kiryat Gat, en el sur de Israel, donde amenazó a los vecinos.

El sospechoso, identificado como Amjad Hatem al-Jundi, un residente de Cisjordania de 18 años, provocó lesiones leves al militar con una arma punzo-cortante, antes de tomar su arma y huir a un edificio cercano, según reporte del sitio Yetnews.

"Una investigación inicial reveló que el sospechoso se bajó del autobús en Kiryat Gat, vio al soldado, lo atacó y le robó su arma", indicó el portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld, tras revelar que se ha iniciado ya una investigación sobre el ataque, que calificó como "terrorista".

El militar herido solicitó apoyo de los policías en la zona, quienes persiguieron al sospechoso hasta un edificio, donde amenazó con matar a una mujer con el arma robada, la cual, destacó el vocero policial, no tenía cartuchos.

Un familiar de la mujer amenazada llegaba de hacer una compras, cuando el joven palestino la encañonó y la obligó a abrir la puertas de su departamento, para esconderse de los uniformados que los perseguían.

"Ella luchó con él, gritó y huyó con un vecino, y se salvó milagrosamente", destacó el pariente de la mujer, tras señalar que la policía mató a al-Jundi en la entrada de la vivienda.

El incidente se registró horas después de que un hombre israelí disparó e hirió a una joven mujer palestina en la ciudad vieja de Jerusalén oriental, después de que ésta presuntamente trató de apuñalarlo con un cuchillo.

La Policía israelí informó que el israelí, de unos 36 años de edad, fue apuñalado por la espalda, pero logró disparar a su atacante, una palestina de unos 20 años, quien fue trasladada a un hospital en estado crítico por las heridas de bala recibidas.

Poco antes, otro colono israelí fue presuntamente atacado y herido por dos jóvenes colonos palestinos, cuando transitaba en su auto cerca del asentamiento Teqoa en la ocupada Cisjordania.

Los dos palestinos, de unos 18 años, fueron muertos por las fuerzas israelíes, tras el ataque al hombre judío.

Los tres incidentes agravan las tensiones que en las últimas semanas han protagonizado palestinos y israelíes en Jerusalén oriental y los territorios ocupados de Cisjordania, donde una pareja de judíos fueron muertos a tiros la semana pasada por presuntos milicianos palestinos.

La muerte de la pareja ha desatado redadas y detenciones generalizadas de las fuerzas israelíes en varias zonas de Cisjordania, donde dos menores palestinos, 13 y 18 años de edad, murieron a tiros durante un enfrentamientos con los uniformados israelíes.