Múltiples atentados dejan 18 muertos y 10 heridos en Nigeria

Al menos 18 personas murieron y 10 más resultaron heridas en una serie de atentados en la ciudad de Damaturu, capital de norteño estado nigeriano de Yobe, luego de que el Ejército abatió a más de un centenar de militantes del islamista Boko Haram.

Los atentados se registraron en torno a la oficina del Ministerio de Viviendas en Damaturu, ubicado en el distrito de Buhari, sede de los negocios más importantes de Borno, y en una zona residencial a las a fueras de la metrópoli, según un reporte de la agencia estatal NAN.

El secretario ejecutivo de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias (SEMA), Alhaji Musa Idi, confirmó que 16 personas murieron de manera inmediata y dos más en el hospital de Sani Abacha, cuando recibían atención médica, mientras que 10 resultaron heridas.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los atentados en torno a la oficina del gobierno fueron perpetrado por dos atacantes suicidas que llevaba chalecos atados con explosivos a su cuerpo, mientras que el otro fue con una bomba lanzada contra una multitud.

Fuentes de Seguridad en Damaturu atribuyeron los atentados al grupo Boko Haram, que ha llevado a cabo un sinnúmero de ataques en Nigeria recientemente, principalmente en el norte del país, y en Abuja, donde 20 personas murieron el fin de semana por explosiones similares.

Además de que los ataques múltiples ocurrieron poco después de que el Ejército informó que más de 100 militantes de Boko Haram fueron abatidos en un enfrentamientos cerca de un cuartel militar en el área Goniri, del estado de Yobe, la mañana de este miércoles.

En una declaración informó que durante los combates siete soldados nigerianos perdieron la vida y un oficial del Ejército y otros ocho militares sufrieron heridas graves, mientras que fueron recuperadas un número importante de armas y municiones.

El estado de Yobe, junto con los vecinos Borno y Adamawa, han sido los más afectados por la sangrienta campaña del grupo islamista Boko Haram, que se ha intensificado desde la llegada al poder del presidente Muhammudu Buhari, en mayo pasado.

Boko Haram, que en lengua husa significa "la educación occidental es un pecado", ha aterrorizado a la población del norte de Nigeria desde 2009, perpetrando ataques contra la policía, escuelas, iglesias y civiles, además de bombardear varios edificios del gobierno y secuestrar muchos civiles.

Se calcula que más de 17 mil personas han muerto, la mayoría civiles, y más de 2.5 millones han abandonado sus hogares a consecuencia de la violenta lucha del grupo extremista para tratar de imponer un estado islamista en el norte de Nigeria e imponer la Sharia (ley islámica).