Proyecto de académicos permitiría mejorar software de autos

Académicos del ITESO pusieron en marcha un programa con el fin actualizar vía radio digital el software de automóviles a escala masiva y con un mayor nivel de seguridad al que utiliza la industria en la actualidad.

Se trata de un innovador desarrollo del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática (DESI) del (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO)

El académico del DESI, Luis Enrique González, dijo que desde hace varios años, los automóviles que circulan por el mundo son una red interconectada de diversos programas de cómputo.

Los cuales controlan desde el acelerador o los limpiaparabrisas, hasta las bolsas de aire, las luces, el consumo de gasolina, los frenos y los seguros de las puertas.

Agregó que hoy día, cuando se presenta una falla relacionada con ese software, según la parte del vehículo o Unidad Electrónica de Control (ECU, por sus siglas en inglés) hay que llevar el auto al taller para que el técnico se conecte físicamente a la computadora y, por ejemplo, a través de Internet, resuelva el problema.

Luis Enrique González manifestó que esta situación podría cambiar gracias al invento que creó junto con un grupo de académicos del DESI del ITESO.

Dijo que durante un año trabajaron en un concepto para el que ya se ha solicitado, en coordinación con la Unidad de Transferencia del Conocimiento de la universidad, la patente en México ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI), además de haberlo hecho simultáneamente en países como Estados Unidos o Alemania.

Detalló que el proyecto consiste en actualizar esas ECU vía la radio digital de los vehículos, sin la necesidad de utilizar cables o de acceder a la internet, "y de paso, incrementar la seguridad para los fabricantes y el cliente final".

Mencionó que el nombre oficial de este proyecto es 'Sistema y método para la reprogramación de dispositivos ECU'.

"Ni siquiera será necesario que prendas el coche, puede estar estacionado en la noche, y como ya se le pagó a la estación de radio para que transmitiera el nuevo archivo de software junto con la música, no necesitas reproducir la música, sólo se decodifica y la computadora validará que esa actualización en específico está destinada para ese auto, y el cliente ni se va a enterar", dijo.

Precisó que Raúl Campos, Héctor Rivas, Riemann Ruiz y él integran el cuarteto de ingenieros que junto a un grupo de alumnos de la Especialidad en Sistemas Embebidos del ITESO, han ideado esta innovación para la industria automotriz, la cual ya ha interesado a importantes empresas transnacionales dedicadas a la ciberseguridad.

A su vez, Héctor Rivas expresó que "esto tiene que ver con temas de ciberseguridad, en cómo controlar que otras personas accedan o no a ciertos datos confidenciales, lo cual también aplica a la industria automotriz, porque será cada vez más común que los coches puedan ser actualizados de forma remota".

Acotó que "prácticamente no hay una parte de los coches nuevos que no tenga que ver con una ECU, y la tendencia va en ese sentido".

Subrayó, asimismo, que el objetivo es tener autos más seguros y eficientes sin pasar por el taller.

"Si se rompe una manguera o se revienta un amortiguador por culpa de un bache, no hay de otra: el auto tendrá que ir al taller, pero si se trata de un problema de software, habrá problemas que el auto resolverá por sí mismo mientras escuchas música en la radio digital".

Ello, dijo, "en lugar de que el cliente reciba el aviso del fabricante de que tiene que acudir a la agencia para resolver tal o cual falla relacionada con el software de la unidad".

Subrayó que el invento, surgido desde el ITESO, "tiene tal potencial que Ibiquity, una de las más importantes empresas del mundo en cuestiones de transmisión de datos vía radio digital, ha mostrado su interés de aliarse con esta Universidad Jesuita de Guadalajara, debido a las ventajas de seguridad que trae consigo no transmitir a través de la web este tipo de datos tan sensibles".

Por su parte, Raúl Campos manifestó que ningún automovilista o fabricante querría que un hacker interviniera al unísono los frenos de miles de autos.

"Mucha gente sabe cómo funciona la internet, entonces en automático ahí ya tienes un problema de seguridad en tu auto porque el Wi Fi es hackeable", afirmó.

Comentó que como "mucha menos gente tiene los conocimientos necesarios para intervenir la radio digital, ya que es una tecnología más restringida, las ventajas competitivas del concepto creado en el DESI son muy atractivas para la industria automotriz".

"De que se puede se puede, no hay ningún protocolo que no sea hackeable, pero la curva va a ser mucho más brutal para hackear algo así", apuntó.

Explicó que para probar su creación, adquirieron un tablero de auto que tienen montado en una sala del edificio F del ITESO, el cual compraron con los recursos que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) aportó al proyecto y con el que han obtenido buenos resultados.

Dijo que hoy cuentan con un demo de cuatro canciones, y dos secuencias de código con las que ya pueden reprogramar algunas ECU de un vehículo, "además, el equipo sigue afinando detalles de seguridad para que la propuesta tenga un alcance global en un futuro no muy lejano".

Indicó que para que una industria tan exigente como la automotriz acepte un concepto como este se necesita tiempo, los fabricantes de autos requieren varias pruebas para mostrarles a sus clientes que ese auto es completamente seguro, que sus actualizaciones vía radio digital son más fiables que las que se hacen por internet.

Señaló que ahí está uno de los retos para ellos, "que la información salga perfectamente encriptada y segura desde la estación de radio digital y que esa misma información sea recibida y 'leída' de manera fiable por el coche en cuestión".

"Estamos coordinando estas dos dimensiones como un solo proceso integral en el que podamos tratar la información de manera segura", concluyó.